¿A qué distancia de la puerta debería estar el interruptor de la luz?


No hay regulaciones específicas sobre cuán lejos debe estar un interruptor de luz del marco de una puerta. Sin embargo, se recomienda que se instale a unos 20 centímetros para dejar espacio para la placa del interruptor y evitar las garras del premarco.

¿Existen requisitos de ubicación para los interruptores?

Las normas y regulaciones eléctricas o de construcción varían según el país desde donde me este leyendo, pero en general, no hay leyes que regulen dónde se colocan los interruptores de luz en un entorno doméstico o comercial.

El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) en España, no dice nada sobre la distancia a la puerta, ni siquiera da recomendaciones. Tampoco lo hace el Código Técnico de la Edificación (CTE).

En cambio, sí se pueden encontrar manuales de buenas prácticas donde se recomienda evitar situarlos detrás del batiente de la puerta o que no estén a más de 1.5 m de distancia de donde apagamos la luz anterior.

Por lo tanto, podemos concluir que no hay ninguna obligación de situar los interruptores a una determinada distancia del marco de la puerta.

¿Cuál es la distancia estándar del interruptor a la puerta?

Como dijimos no hay obligaciones establecidas para la distancia de un interruptor de luz a una puerta. Sin embargo, sería interesante consultar los códigos y regulaciones de cada país para estar seguros, ya que estos se actualizan constantemente.

Tras realizar múltiples consultas y ver lo que los fabricantes recomiendan, podríamos establecer 20 centímetros como la medida estándar de distancia al marco de la puerta.

La razón es que un premarco de puerta puede tener múltiples garras, de hasta 12 cm, incrustadas en la pared. Por lo tanto 20 cm asegura que la placa del interruptor no interfiera con la construcción del marco de la puerta.

En términos de distancia máxima, se recomienda usar el sentido común y no dejar un interruptor demasiado lejos.

No querrá andar a tientas en la oscuridad tratando de iluminar su habitación si no puede localizar el interruptor. Ciertamente no quiere tener que entrar en una habitación en la que podrías tropezar con obstáculos invisibles. Consulte aquí porque las bombillas LED se iluminan incluso apagadas.

Otra cosa que hay que considerar es asegurarse de instalar cualquier interruptor de luz en el lado de la cerradura de la puerta, no en el lado de las bisagras.

¿A qué altura debería estar el interruptor en la pared?

Al igual que la distancia de un interruptor de luz de una pared, nada en el REBT o CTE dicta cuán alto debe estar el interruptor de luz en una pared.

Sin embargo, hay un requisito legal en el Documento Básico SUA Seguridad de utilización y accesibilidad.

Mecanismos accesibles

Son los que cumplen las siguientes características:

Están situados a una altura comprendida entre 80 y 120 cm cuando se trate de elementos de mando y control, y entre 40 y 120 cm cuando sean tomas de corriente o de señal.

Documento Básico SUA Seguridad de utilización y accesibilidad. Anejo A

El uso de esta medida consistente permite un fácil acceso para que cualquier persona en silla de ruedas, en posición de pie o sentada pueda alcanzar el interruptor, sin importar su altura.

Incluso, es beneficioso para evitar accidentes con niños, ya que estos podrían intentar alcanzar interruptores altos valiéndose de sillas u otros objetos con el riesgo de caerse. Una altura máxima de 120 cm sería la más sensata.

Esto seguiría siendo fácilmente cómodo para cualquier persona que no esté en silla de ruedas. Si usted está cambiando el cableado de una casa y quiere asegurarse de que los interruptores de la luz son tan accesibles como sea posible, esta sería la mejor opción.

Otra variante que debo mencionar es cuando los interruptores de la luz se colocan sobre la encimera de la cocina o cualquier otra habitación donde haya una encimera.

Si se coloca un interruptor de luz sobre una encimera, la norma es ponerlo 10 cm por encima de la encimera.

Reflexión

Cuando se trata de instalar interruptores de luz, las regulaciones son relativamente simples de seguir.

Sólo hay que asegurarse de que los interruptores de luz estén a una distancia adecuada del marco de la puerta para NO interferir en la construcción y que estén a una altura adecuada para todos los usuarios.