Bombillas 2.700K o 3.000K ¿Cuál es la diferencia?

En la búsqueda de las bombillas perfectas para su casa, uno de los criterios a tener en cuenta, que todas las guías nos marcan como obligatorio, es la temperatura de color.

El problema aparece cuando estas guías ofrecen gráficos y tablas con las diferentes temperaturas de color con rangos muy amplios, mientras que las bombillas disponibles en el mercado diferencian entre rangos muy estrechos.

Tanto los 2.700K como los 3.000K corresponden con una temperatura de color blanco cálido. Sin embargo, hay una diferencia notable entre ambas temperaturas, donde los 2.700K corresponden a la luz emitida por una bombilla incandescente estándar y los 3.000K a una luz un poco más nítida y menos amarillenta.

¿Temperatura de color de 2.700K o 3.000K?

Medimos la temperatura del color en Kelvins (K). Esto mide el brillo de la bombilla, que va de 1.000K a 10.000K. Cuanto más alto es el índice Kelvin, más brillante es la luz emitida por la bombilla. Pero para este post, estamos interesados en explicar las diferencias sobre las temperaturas de color de 2.700K y 3.000K.

Se considera que ambas tienen un color blanco cálido. sin embargo, encontrará diferencias visibles de color entre las dos temperaturas de color. Estas diferencias determinarán cuál es la mejor para las diferentes habitaciones de su casa.

¿Puede apreciar alguna diferencia en esta imagen?

Bombilla 2700K vs Bombilla 3000K
Bombilla 2700K vs Bombilla 3.000K

Bombillas con temperatura de 2.700K

Para saber cuál es el color de 2.700 Kelvin, considere una bombilla incandescente tradicional, la cual tiene un filamento en su interior que emite luz cuando se calienta. Al alcanzar su máximo brillo, llega a una temperatura de alrededor de 2.700 grados Kelvin, o 2.700K.

Por lo tanto, si su bombilla tiene una temperatura de color de 2.700K, entonces el color de su luz será el mismo que el de una bombilla incandescente. Si le gusta este color, entonces debería usar la bombilla de temperatura de color de 2.700K.

Sin embargo, a algunas personas no les gusta el color de la luz emitido por una bombilla incandescente y preferirían que muchas áreas de su casa fueran iluminadas con una temperatura de color más alta.

Todos aquellos que no les gustan las bombillas de 2.700K es por su apariencia amarilla o anaranjada. Normalmente esta manifestación de color hace que las cosas se cubran de un tono amarillo.

Aquí le dejo una recomendación de bombillas LED de 2.700K a un gran precio:

Bombillas con temperatura de 3.000K

Comparada con una luz de 2.700K, una luz de 3.000K es ligeramente más pura y su color es un blanco más neutro. Hay menos sombra amarilla o naranja y en definitiva, parece más nítida.

Si está familiarizado con las bombillas halógenas, este es el color de la luz que emiten las bombillas de 3.000K. Una bombilla de 3.000K es su mejor opción si es de los que, como dijimos antes, no le gusta el color de una bombilla incandescente o si quiere tener un poco más de nitidez en el color.

La iluminación de 3000K tiene un color blanco que no es demasiado frío o demasiado azul, por lo que podríamos decir que es “el autentico” blanco cálido.

Si quiere unas buenas bombillas LED de 3.000K y a un buen precio, mire estas:

¿Cuál es la diferencia entre 2.700K y 3.000K?

Para detectar las diferencias entre las bombillas de 2.700K y 3.000K, es imperativo situarlas unas junto a las otras. Solo comparando los brillos con ambas encendidas, un usuario común podría notar la diferencia.

Si tenemos una temperatura de color en una habitación y otra temperatura en la contigua, probablemente nuestro ojo no se percate de tan sutil diferencia.

Incluso dentro de una misma habitación, si ambas están separadas, probablemente nadie las distinguiría pues tienen la capacidad de mezclarse bien dentro del mismo espacio.

Es decir, que si usa 2.700K para la iluminación principal, puede usar bombillas de 3000K en la misma habitación para las luces debajo de los armarios, y seguirá dando un aspecto unificado.

Como ha observado, la diferencia entre las dos es sólo de 300 grados y puede ser difícil explicar la diferencia cualitativamente.

Hay que decir que algunas personas podrían percibir esta diferencia, pero la gran mayoría apenas. En la imagen siguiente verá una gran diferencia entre ambas temperaturas de color ya que están una junto a la otra.

Diferencias entre 2700k y 3000k en la iluminación de unas escaleras
Diferencias entre 2700k y 3000k

Cantidad de luz azul en 2.700K vs 3.000K

La gente hoy en día está muy preocupada por la presencia de la luz azul debido a los efectos negativos que ésta tiene en la salud. Por ello muchas personas se preguntan cual temperatura tiene mayor cantidad de luz azul.

La cantidad de luz azul en 3.000K es generalmente mayor que la de las bombillas de 2.700K, por lo tanto, es más probable que las bombillas de 3.000K lo mantenga más despierto y alerta que las de 2.700K. Pero la diferencia es muy leve.

¿Qué temperatura de color debe usar en las habitaciones de su casa?

Si quiere crear una atmósfera acogedora en sus salas de estar y dormitorios, entonces las bombillas ideales para poner son las bombillas de luz más cálida. Puede elegir bombillas de 2.700K para complementar los muebles de madera y los tonos terrosos.

Donde usar bombillas de 2.700K:

  • Dormitorios
  • Sala de estar
  • Otras áreas de relajación

Donde usar bombillas de 3.000K:

Hay una diferencia muy ligera entre 2.700K y 3.000K, pero 3.000K es ideal para áreas más activas como la cocina, el baño, los pasillos, la lavandería, la oficina de casa, la sala de estar, etc. En estas áreas, hay más tareas visuales, donde el objetivo principal no es la relajación.

  • Cocina
  • Baño
  • Pasillos
  • Lavandería
  • Oficina en casa

También podrán darse las situaciones donde puede tener una mezcla de iluminación. Tener bombillas de 2.700K como iluminación general, y bombillas de 3.000K como iluminación adicional.

Por ejemplo, puede usar 3.000K para la lectura, para mostrar obras de arte, o para ayudar a reducir el deslumbramiento.

Conclusión

Ambas temperaturas se consideran blanco cálido, y la mayoría de las personas las veremos prácticamente iguales. Sin embargo, si somos perfeccionistas y queremos fijarnos en los detalles, encontramos algunas diferencias entre ambas temperaturas de color.

Con toda esta información ahora será capaz de comprar aquellas bombillas que mejor se ajustan a sus necesidades, dependiendo de la habitación a iluminar o la atmosfera a crear.