Cómo distribuir focos empotrados en el techo

Si ha leído con anterioridad este blog, sabrá que a menudo hablo de lo difícil que es seleccionar un foco LED adecuado. El mercado de los LED está muy saturado, por lo que hay millones de opciones diferentes entre las que elegir. Una vez que ha elegido la bombilla, el siguiente paso es la colocación.

El lugar en el que coloque los focos empotrados LED puede convertir una estancia en una maravilla o arruinarla. Si coloca bien los focos, estos iluminarán uniformemente la zona, permitirán realizar tareas localizadas y crearán un ambiente agradable. En cambio, las luces mal colocadas darán lugar a zonas demasiado brillantes y otras muy oscuras.

La posición ideal de los focos LED dependerá de varios factores: 

  • El tamaño de la habitación.
  • La altura del techo.
  • El uso que tendrá la habitación.

En general, los focos deben estar separados a la misma distancia y a 1 metro de los bordes del techo.

Qué separación deben tener los focos empotrados

Antes de empezar a pensar en la disposición de los focos, tiene que saber a qué distancia espaciarlos. Una separación precisa garantiza que la luz se distribuya uniformemente por toda la habitación.

Lo más importante es el ángulo del haz de luz de la bombilla que ha elegido. El ángulo del haz de luz es una medida de la propagación de la luz que se emite.

La mayoría de los focos tienen ángulos de haz entre 25 y 60 grados. Los haces estrechos tienen un cono de luz más pequeño e intenso, por lo que son ideales como luces de trabajo. Los haces anchos, en cambio, iluminan una superficie mayor, por lo que suelen utilizarse como iluminación general para el hogar.

Cuando se trata de focos, el haz de luz emitido por un foco debe solaparse con el siguiente en un tercio. Si la separación es mayor, acabará habiendo zonas oscuras  y poco atractivas en la habitación.

Otro aspecto a tener en cuenta son los bordes del techo, es decir, el lugar donde la pared se une al techo. En pocas palabras, si usted coloca los focos demasiado cerca de la pared, creara sombras en el borde de la habitación. Esto hará que la habitación parezca más pequeña.

Por lo tanto, los focos deben estar a 1 metro de distancia de los bordes del techo. Como alternativa, si prefiere una respuesta más específica sobre el espaciado, utilice la siguiente fórmula: Distancia entre focos = Altura del techo / 2

Distancia entre focos en el techo
Distancia entre focos en el techo

Número ideal de focos en el techo

Ahora que entiende la distancia entre los focos, es el momento de calcular cuántos focos se van a necesitar.

En el pasado, esto se establecía en vatios. Es decir, multiplicando los metros cuadrados de una habitación por 1,5 se obtenía la potencia total necesaria para iluminarla. Pero debido al desarrollo de los LEDs de bajo consumo, la potencia ya no es una medida exacta de la luminosidad.

En su lugar, la luminosidad de una bombilla se mide en lúmenes (lm). Así que, el cálculo debe ser reformulado para centrarse en el total de lúmenes necesarios para iluminar una habitación. Si las matemáticas no son su fuerte, no se preocupe. Yo me he encargado de hacer parte de su trabajo.

PASO 1. Calcule los metros cuadrados de su habitación.

Para ello, basta con multiplicar la longitud de la habitación por la anchura. Así, si su habitación tiene 6 metros de largo y 6 metros de ancho, el cálculo es 6m x 6m = 36 m2.

PASO 2. Determine la recomendación de luxes para su habitación.

Probablemente nunca haya escuchado hablar del Lux, que es la unidad de medida de la iluminancia. Es una medida que le indica la intensidad de la luz que cae y se extiende sobre una superficie.

El número de luxes (o lúmenes/m2) que necesita depende de la finalidad de su habitación. Por ejemplo, una cocina necesitará más luxes que un dormitorio, porque es una zona orientada a las tareas.

  • Iluminación de la sala de estar: 200 Luxes
  • Luz de mesa de comedor: 425 Luxes
  • Luz para los dormitorios: 125 Luxes
  • Iluminación de la cocina: 250 Luxes
  • Iluminación del baño: 175 Luxes
  • Iluminación del pasillo: 150 Luxes
  • Luz del espejo del baño: 450 Luxes*
  • Estudio o mesa de lectura: 500 Luxes*

* En lo que respecta a los espejos del baño y las mesas de estudio, es sólo la superficie de la mesa y el área cercana al espejo. No es la cantidad de luz para toda la habitación, sino sólo la luz para un área muy específica de 1 m² o menos.

PASO 3. Multiplique los metros cuadrados de su habitación por su requerimiento de luxes.

Esto determinará el número total de lúmenes que necesita en su habitación. Si su habitación tiene 20 metros cuadrados y necesita 200 luxes, necesitará 4.000 lúmenes entre todas las bombillas.

PASO 4. Divida el número total de lúmenes entre los lúmenes producidos por un solo foco.

Si los focos que usted eligió tienen una potencia de 500 lúmenes, el cálculo es 4.000 / 500 = 8. Por lo tanto, necesitará 8 focos individuales para proporcionar la cantidad de luz necesaria.

¿Qué tipo de distribución es mejor para los focos de la cocina?

Muchas personas creen que la cocina es el corazón de la casa. Es un espacio multifuncional, utilizado tanto para cocinar como para el entretenimiento. Las luces de la cocina se pueden dividir en tres categorías principales: 

Como su nombre lo indica, las luces de trabajo se utilizan para iluminar las zonas donde se realizan las tareas, es decir, las encimeras. Las luces de acento, en cambio, se utilizan para crear interés visual en una habitación.

Pero la mas importante de estas tres categorías son los focos de techo. Si los focos del techo no siguen un patrón claro y uniforme, su cocina no tendrá la iluminación adecuada y no será un lugar agradable. Así que vamos a hablar de cómo crear una cuadrícula o rejilla de focos perfecta para su cocina. Lo primero que debe hacer es elegir un punto de partida.

Piense en la distribución de su cocina: ¿hay alguna zona en particular en la que desee que la luz incida directamente sobre su cabeza? Si es así, empiece por ahí. Si no es así, empiece por el centro de la habitación.

Ahora puede utilizar los cálculos de espaciamiento de antes para organizar los focos hacia el exterior. Como recordatorio, la separación de los focos es la altura del techo dividida por 2. Además, los focos deben estar a 1 metro de distancia de los bordes del techo.

El plano final debería ser algo parecido a esto:

Distribución de ejemplo para los focos de una cocina
Distribución de ejemplo para los focos de una cocina
  • Gris = armarios/encimera. 
  • Rojo = 1 metro de distancia del borde del techo. 
  • Amarillo = focos.

Cómo se colocan los focos en el baño

Otra zona con la que se suele tener problemas es el cuarto de baño. En realidad, la colocación de los focos en un cuarto de baño no es diferente a la disposición de los focos en una cocina.

Empiece por pensar en el uso que hace del baño: ¿le vendría bien un foco colocado encima de un espejo? ¿O un foco situado directamente sobre la bañera resultaría demasiado molesto cuando intenta relajarse?

Encuentre su punto focal y cree una cuadrícula hacia el exterior.

Lo más importante que hay que tener en cuenta es la humedad. Las luces del baño suelen tener requisitos de seguridad adicionales. Por ejemplo, las luces situadas en el interior, por encima o a 60 cm de distancia de la bañera, la ducha o el lavabo deben tener una clasificación IP específica.

Recuerde que el agua y la electricidad son una mezcla peligrosa. Si tiene dudas, consulte a un electricista registrado.