¿Encender y apagar las luces acorta la vida de una bombilla?

La sabiduría popular que hemos estado aplicando en el uso de nuestras bombillas, ha cambiado bastante en las últimas décadas. Especialmente desde el uso común y generalizado de los LED, que son dispositivos pequeños y limpios que pueden salvar el planeta.

Esto se debe a que funcionan de forma muy diferente a las tradicionales bombillas incandescentes. Y por lo tanto, su uso, cuidado y mantenimiento también son diferentes.

Un LED es electrónico y debe ser usado con precaución, sin embargo, los LEDs pueden recibir muchos más golpes antes de que empiecen a debilitarse, en comparación con sus predecesores incandescentes o halógenos. Son resistentes y fuertes.

Encender y apagar cualquier bombillas, Sí las debilita. Los LEDs se ven afectados en los condensadores que se enfrentan a la tensión eléctrica, las bombillas incandescentes se debilitan debido a su delicado filamento, y los CFLs se debilitan debido al alto voltaje de arranque que pasa por los electrodos.

¿Apagar y encender una bombilla muy rápido reduce su vida útil?

¡Cuando éramos niños, estoy seguro de que la mayoría de nosotros hemos encendido y apagado el interruptor de la luz rápidamente para deleitarnos los destellos de las bombillas incandescentes! Estoy igualmente seguro de que todos hemos recibido muchas advertencias de nuestros padres.

Bueno, ¿adivinen qué?

¡Sus padres tenían toda la razón en no encender y apagar la bombilla demasiado rápido! La sobrecarga de energía que recibe un LED que se enciende y se apaga muchas veces causa sobrecarga eléctrica en los microchips del mismo.

Básicamente, los condensadores son forzados a cargarse y descargarse rápidamente, causando estrés eléctrico. Este estrés puede causar que la vida útil del LED se reduzca y que la bombilla se deje de funcionar antes de lo esperado.

No sólo la bombilla, sino también el interruptor de pared está siendo sometido a estrés. Cuando la corriente pasa a través del cableado en el circuito del interruptor, comienza a calentar el cableado. Luego, cuando la corriente deja de fluir, los cables comienzan a enfriarse.

Cuando esto se hace demasiado rápido, sin dar al cableado el tiempo suficiente para calentarse o enfriarse, el ciclo térmico sigue reiniciándose, y terminará dañando el cableado.

¿Existe algún otro peligro por la conmutación rápida?

Ya ha visto lo que puede pasarle a su bombilla cuando usted o alguien más enciende y apaga rápidamente la luz. Pero ahora, déjeme decirle cómo puede también dañarle a usted como individuo.

En primer lugar, es súper molesto. No he conocido a nadie que le guste una luz que se encienda y apague rápidamente. ¡No es algo que los humanos estén diseñados para disfrutar!

En segundo lugar, algunas personas pueden verse afectadas más severamente. Esto es especialmente cierto para las personas con epilepsia, que no pueden tolerar las luces intermitentes de cierta frecuencia y podrían terminar teniendo un ataque.

Aparte de eso, el único otro efecto dañino de la conmutación rápida es, teóricamente, el aumento de las facturas de electricidad debido a la afluencia de alto voltaje. Pero es mínimo.

¿Qué tipos de bombillas son propensas a dañarse por el apagado y encendido rápido?

Bombilla quemada por apagado y encendido rapido
Bombilla quemada por apagado y encendido rápido

Es bastante claro que de cualquier manera que se mire, las luces se dañarán al encenderlas y apagarlas frecuente e innecesariamente.

¡Pero digamos que realmente quiere hacerlo! No sé por qué querría eso, pero aquí estoy yo para ayudarle.

Los LEDs, CFLs e incandescentes se ven afectados de manera diferente.

  • Si insistes en un apagado y encendido rápido, los LEDs serán tu mejor opción, ya que son menos propensos a dañarse tan rápido.
  • A las bombillas incandescentes no les va tan bien. La luz producida por estas bombillas proviene del filamento de tungsteno blanco y caliente que se mantiene en las puntas. Cuando la corriente se enciende y se apaga, el filamento tiene que calentarse y enfriarse rápidamente. El rápido calentamiento y enfriamiento del filamento hace que se debilite y se vuelva quebradizo. Eventualmente se romperá pronto en el momento en que lo enciendas.
  • Los CFL son los peores cuando se trata de encenderlos y apagarlos rápidamente. Los CFL usan un voltaje más alto para encender la luz que para hacerla funcionar. Alrededor de 1,8 veces más alto. Este alto voltaje de arranque debe iniciar el flujo de electrones que luego interactúan con los gases para dar luz. Es necesario, pero no es bueno para los electrodos de la base del tubo. El alto voltaje de arranque erosiona los electrodos cada vez. Así que cuando se empuja un alto voltaje varias veces en menos de 5 minutos, la vida de la CFL cae muy significativamente. Si se hace a menudo, su vida útil puede caer de 10.000 horas a unas 2.000 horas.

Nota: El filamento de una bombilla incandescente es diferente del de una bombilla LED. Mira este artículo sobre las nuevas bombillas vintage LED de filamento.

¿Cómo mejorar la vida útil de las bombillas?

como mejorar la vida útil de una bombilla
Como mejorar la vida útil de una bombilla

Averigüemos cómo mantener sus LEDs y bombillas encendidas durante mucho más tiempo.

  • Para los LEDs, la temperatura ambiente determina su éxito o fracaso. Prosperan en temperaturas frescas, y no les va bien con las cálidas. Hablamos de regiones calientes, instalaciones cerradas o lugares donde reciben exposición a una fuente externa de calor.
  • Las bombillas incandescentes van bien en ambientes calientes pero no se deben usar en áreas donde hay vibraciones excesivas o posibles golpes, para que el delgado filamento que produce la luz no se rompa.

Para evitar que la vida útil se vea afectada en gran medida, muchos LEDs vienen con un ‘arranque suave‘, por el cual la bombilla tarda un momento en encenderse por completo.

A veces, es mejor dejar la bombilla encendida si necesitas apagarla sólo por un momento.

Aunque los LEDs son mucho más fríos que otros tipos de iluminación, siguen funcionando en caliente. Así que la mejor estrategia para mantener su vida útil tanto tiempo como se pretende, es no permitir el sobrecalentamiento.

Permitir que se enfríen antes de volver a encenderlos es una buena práctica.