Falsas alarmas en sensores de movimiento

Las luces con sensor de movimiento son una excelente manera de hacer que tu casa sea más acogedora y segura. Por un lado, en interiores te ayudará a reducir el consumo eléctrico y aumentar la comodidad, mientras que en exteriores crecerá tu seguridad.

Las falsas alarmas o detecciones de los sensores de movimiento pueden deberse a una tensión inestable o a un cambio de calor dentro del campo de visión. El sensor puede estar defectuoso, o puede estar siendo interrumpido con una señal de radiofrecuencia o electromagnética.

¿Qué puede activar las luces con sensor de movimiento?

Vamos a limitarnos a estudiar puramente a las “falsas alarmas” que no implican movimiento.

Algunas personas clasificarían a los animales/mascotas como falsas detecciones. Sin embargo, técnicamente se están moviendo, y eso es lo que está activando el sensor de ‘movimiento’.

Causa 1. Tensión inestable

Un problema potencial que puede hacer que el sensor de movimiento se active falsamente podría ser un voltaje inestable. Si está conectado a la red eléctrica, podría haber un problema con el cableado, aunque es poco probable.

Esta causa suele darse con más frecuencia en los sensores inalámbricos, ya que utilizan baterías. Estás falsas alarmas significarían que las baterías se están gastando y necesitan ser cambiadas.

Hay que tener en cuenta que algunos sensores de movimiento están diseñados para su uso en un circuito de baja tensión (12V), pero la mayoría de los sensores con cable están diseñados para la red eléctrica (120V-240V dependiendo del lugar del mundo en el que vivas).

Es absolutamente necesario utilizar el sensor correcto para la fuente de alimentación.

  • Conectar un sensor de alto voltaje a un circuito de bajo voltaje simplemente no funcionará.
  • Conectar un sensor de bajo voltaje a uno de alto voltaje lo sobrecargará y podría ser un peligro para la seguridad.

Causa 2. Cambios en el calor

Uno de los desencadenantes más comunes de la falsa detección es un cambio de calor.

  • En el caso de los sensores de interior, podría tratarse del encendido de un radiador.
  • Para los sensores de exterior, podría ser la ventilación de una unidad de aire acondicionado o el encendido de una farola dentro del campo de detección.

En concreto, estas fuentes de calor pueden hacer que se dispare un sensor PIR; más adelante hablaremos más de ello.

Causa 3. Sensor dañado

A veces un sensor se dispara falsamente sólo porque está dañado.

Una grieta en el sensor puede exponerlo a elementos externos, lo que puede hacer que piense que se ha producido un movimiento o un cambio de temperatura.

Especialmente en un sensor de exterior, cualquier corriente de aire va a entrar por la grieta y va hacer que se vuelva un poco loco.

Causa 4. Interrupción de la señal

A veces, un sensor de movimiento puede activarse por una señal de radiofrecuencia o electromagnética que interfiere; un problema probable podría ser el mando de la puerta del garaje.

Esto se debe a que la señal puede modular la alimentación de corriente continua o puede causar problemas en los circuitos del propio sensor.

¿Qué activa un sensor PIR?

Dentro del área de los sensores de movimiento, los sensores PIR son el tipo más común.

PIR significa Infrarrojo Pasivo (en inglés Pasive InfraRed), y como su nombre indica, son sensores pasivos que detectan la radiación infrarroja, la que emite cualquier fuente de calor, incluidas las criaturas de sangre caliente como nosotros.

Funcionan detectando los cambios de calor, por lo que cada vez que una fuente de calor entra en el campo de visión, el sensor cierra el circuito y deja pasar la corriente hacia la luz.

Por eso, los cambios de calor, como se ha mencionado anteriormente, activarán el sensor aunque no sea una persona la que entre en el campo de visión.

¿Cómo evitar las falsas detecciones?

He aquí algunas formas de prevenir las falsas detecciones:

Solución 1. Comprueba si hay daños físicos

El primer paso más sencillo es comprobar si el sensor está dañado, es decir, si hay signos de grietas o desgaste general.

Si ve alguna, puede intentar taparla, pero probablemente sea más fiable si sustituye el sensor directamente.

Solución 2. Comprueba el voltaje

  • Asegúrate de que la alimentación está apagada.
  • Desconecta el sensor de la fuente de alimentación.
  • Conecte la fuente de alimentación al multímetro.
  • Vuelve a conectar la alimentación
  • Compruebe que la tensión continua está dentro del rango correcto para su sensor. Si no es así, es un problema con la fuente de alimentación.

En el caso de la alimentación de red, es probable que el cableado no sea el adecuado y deba ser sustituido. En el caso de los sensores inalámbricos, probablemente sea el momento de cambiar las pilas.

Solución 2. Comprueba las posibles fuentes de calor

Si hay algo en el campo de visión que podría estar cambiando el calor, entonces es posible que tengas que aislarlo. También puedes intentar ajustar la sensibilidad de tu sensor.

También puedes instalar una cámara para vigilar si algún animal entra en tu espacio exterior y hace que el sensor se dispare. A veces las luces alejan a los animales, pero sólo cuando ya lo han activado.

Solución 3. Señales de interferencia

Si has eliminado lo anterior y crees que el problema podría ser una señal de interferencia, acerca tu teléfono móvil al sensor y marca a alguien.

Si el teléfono hace que el sensor se dispare, es probable que se trate de una interferencia.

Puedes conseguir sensores más resistentes a las señales de interrupción. Otra opción es comprar un estabilizador ACT 1376 y conectarlo al sensor.

Esto ayudará a amortiguar cualquier interferencia. Tendrás que comprar uno en una tienda especializada.

Conclusión

Un sensor de movimiento puede activarse por todo tipo de cosas que no quieres que lo hagan, ya sean animales, o problemas con el sensor como el voltaje o una fuente de calor.

Una vez que hayas eliminado los posibles problemas anteriores, puede valer la pena que te asegures de ajustar la configuración del sensor en cuanto a alcance y sensibilidad.

Si tu sensor no tiene esas opciones, considera la posibilidad de cambiar por uno nuevo. A menudo es necesario ajustar estos parámetros y el sensor funcionará perfectamente.