Iluminación funcional. Qué es, dónde y cómo se implementa

La iluminación funcional puede llegar a ser compleja, ya que ésta integra al resto de tipos de luces en sí misma, siempre y cuando cumplan una función específica. Es común que este tipo de iluminación genere dudas en cuanto a sus características, su implementación y dónde utilizarse.

Para hacer uso eficiente de este tipo de iluminación es importante conocer cómo funciona y que tipo de luces permiten obtenerla para no cometer errores al utilizarla. Uno de los problemas más comunes se da cuando usamos una luz de trabajo con poco brillo e intensidad, que dificulte realizar las actividades deseadas.

La iluminación funcional se define como el uso de la luz para realizar tareas o actividades específicas, iluminando estancias por medio de luces blancas cálidas (2.200 K a 3.000 K), neutras (4.000 K) y/o frías (5.000 K a 6.500 K).

¿Qué es la iluminación funcional?

Como hemos dicho con anterioridad, el concepto de iluminación funcional se refiere al uso de luz para cumplir con una tarea o función específica. Una luz funcional muy evidente puede ser la usada para iluminar carreteras al conducir nuestro vehículo sin problemas. Otra luz funcional evidente es la que utiliza luces focalizadas para realizar actividades como coser o leer.

Este tipo de iluminación se alimenta de otros tipos como por ejemplo, la iluminación de trabajo, las luces de acento, la decorativa y la general. También se puede obtener luces funcionales mezclando algunas de ellas para optimizar la eficiencia al iluminar.

Se podría decir que todas las luces son funcionales, ya que cada una cumple una función en sí. Sin embargo, esta clase de iluminación se destaca por estar orientada a sistemas de iluminación que se emplean para cumplir un rol específico.

Muchas personas consideran erróneamente como luces funcionales aquellas unidas a un sensor de movimiento que sirven para iluminar un armario, una despensa, un trastero o un garaje. Si bien estas luces son funcionales, ya que cumplen con un objetivo único (iluminar el espacio cuando la persona entra en él), no son las únicas. Aquí les dejo un ejemplo de una luz funcional en un trastero:

Temperatura de color e intensidad en la iluminación funcional

La iluminación funcional al estar compuesta por otros tipos de iluminación, puede trabajar con los 3 tipos principales de temperaturas de color. La intensidad varía en dependencia del tipo de bombilla o accesorio lumínico que se emplee.

Como hemos dicho, se pueden usar los 3 tipos fundamentales de temperaturas de color (luces blancas cálidas, neutras y frías), según se requiera.

En cuanto a la intensidad en la iluminación funcional esta al ser luces potentes en la mayoría de los casos suele trabajar con valores de entre los 500 lux a los 1.000 lux por estancia, para obtener un flujo lumínico óptimo.

Las bombillas utilizadas para este tipo de iluminación suelen ser bombillas y focos LED, con brillos que van de entre los 800 a los 1.500 lúmenes y con consumos energéticos sobre los 10 a 24 vatios para luces de acento y luces de focales o puntuales. Para las luces utilizadas para la señalización de cominerías y pasillos se emplean lámparas y/o focos de suelo con brillos de 300 a 500 lúmenes con un consumo de 7 a 9 vatios.

Características de la iluminación funcional

La iluminación funcional cuenta con características integrales al obtenerse de los demás tipos de iluminación para realizar actividades y funciones específicas. Esto le permite también poder combinar diferentes tipos de iluminación para su implementación.

En la mayoría de los casos se utiliza con luces potentes para iluminar con claridad espacios donde se realizará una actividad de gran precisión visual.

Realización de tareas de precisión con iluminación funcional
Realización de tareas de precisión con iluminación funcional

Se puede obtener con diferentes ángulos del haz de luz, como el estrecho de entre 10 a 30 grados para luces focalizadas tipo spot, ángulos medios de entre 45 a 90 grados para luces de acento y ángulos amplios de 120 grados o superiores para luces de inundación.

Relacionado: Diferencia entre focos de inundación (floodlights) y downlights

Como implementar la iluminación funcional

La iluminación funcional se puede implementar de gran variedad de formas en dependencia del tipo de luz que se necesite. La tecnología LED ofrece una amplia variedad de fuentes de luz y accesorios de gran calidad y eficiencia a precios asequibles. A continuación, se muestra a detalle las luminarias utilizadas para colocar luces funcionales:

Lámparas clásicas

Se utilizan muchos tipos de lámparas como las de mesa, pie, colgantes y de suelo. Principalmente se utilizan como luces focalizadas para realizar trabajos de precisión.

Reflectores o proyectores de luz

Los reflectores o proyectores son fuentes de luz muy potentes ideales para luces de inundación que permitan iluminar espacios amplios. Se utilizan con mucha frecuencia en luces de seguridad en exteriores y también en vehículos off road para iluminar caminos fuera de la carretera.

Focos empotrados o de riel

Los focos de riel como los fijos empotrados se utilizan para generar luces de acento que permitan realizar actividades con facilidad y precisión.

Este tipo de luminarias, aunque es menos potente que las luces de trabajo igual permiten realizar tareas como afeitarse, picar alimentos o vestirse.

Faroles o Balizas

Este tipo de accesorios es utilizado en exteriores para la iluminación y señalización de caminerías y pasillos. Es muy popular actualmente el uso de estos accesorios con sistemas de luz solar para el ahorro energético.

Dónde se puede utilizar la iluminación funcional

Las luces funcionales pueden ser utilizadas ampliamente en interiores y exteriores, así como en hogares, comercios y empresas. La funcionalidad de la luz también puede ser un factor determinante sobre dónde y como será aplicada. En las siguientes secciones se mostrará diferentes lugares donde se emplea la luz funcional junto a su función:

iluminación de caminería mediante iluminación funcional
Iluminación de caminería mediante iluminación funcional

Uso de la iluminación funcional en salas de estar y dormitorios

Uno de los usos de la luz funcional en las salas de estar y los dormitorios es para facilitar la lectura en esta área mediante la luz focal o puntual utilizando lámparas de pie o de mesa. También se hace uso de luces de acento en armarios dentro de los dormitorios para facilitar el vestirse.

Uso de la luz funcional en oficinas

La luz funcional en oficinas se utiliza mediante lámparas de mesa, pie y colgantes para generar luces focales que permitan realizar las labores diarias con más precisión y eficiencia. Este tipo de luces también ayuda a contrarrestar el brillo emitido por monitores lo que disminuye la fatiga visual.

Uso de la luz funcional en pasillos y corredores

La iluminación en pasillos y corredores permite poder trasladarse de un lugar a otro con facilidad al poder visualizar claramente el espacio donde se transita. En estas áreas se utilizan mucho los apliques de pared, luces de acento y luz general.

Uso de luces funcionales en cocinas

En las cocinas la luz funcional se utiliza para iluminar los espacios donde se realizan el picado de alimentos y la lectura de recetas. Esta se logra mediante luces de acento colocadas con luces empotradas, luminarias de riel o lámparas colgantes.

Uso de la iluminación funcional en baños

Los baños requieren de luz funcional para poder hacer actividades como afeitarse, maquillarse, lavarse las manos y cepillarse los dientes. La luz de acento instalada en espejos o empotrada es la forma más común de implementarla.

Uso de las luces funcionales en exteriores

Las zonas exteriores hacen uso de la iluminación funcional mediante reflectores o faros para obtener luces de seguridad en áreas como el jardín, patios y fachadas. También se puede apreciar este tipo de iluminación en parques y campos deportivos.

Otro tipo de iluminación funcional en exteriores es las balizas, faroles y lámparas de piso para hacer el marcado o señalización de caminerías y pasillos en patios y jardines.

En las carreteras también se puede apreciar otro tipo de iluminación funcional con el alumbrado de postes en la vía pública que permite a los conductores manejar de forma segura visualizando el camino.