Iluminación inteligente – Smart Lighting

No hace mucho tiempo, pensar en controlar las luces de nuestra casa con la voz parecía ser algo salido de una película de ciencia ficción, sin embargo, la ciencia avanza tan deprisa que hoy en día tenemos sistemas de iluminación inteligente que hacen que podamos controlar no solo el apagado y encendido, sino la regulación de intensidad y mucho más.

El nombre más importante en iluminación inteligente es Philips con sus bombillas Hue, pero ahora IKEA, Hive, Xiaomi, TP-Link y un montón de otros “de dudosa procedencia” han entrado en el acto también. Con tanto fabricante y producto disponible seguro que no sabe qué le conviene comprar, cuánto debe pagar por ello y si pronto se quedará obsoleto.

¿Qué es la iluminación inteligente o smart lighting?

La iluminación inteligente es aquella que se puede controlar desde una aplicación, normalmente en su teléfono inteligente Apple o Android. El concepto “smart lighting” está íntimamente ligado a los “smart phones”, así que toda bombilla, lámpara, enchufe, etc que pueda controlar con su smart phone se considera smart lighting.

La aplicación que controla, por ejemplo una bombilla, permite cambiar su luminosidad y si las bombillas tienen LEDs de colores, también se pueden cambiar el color de la luz que emiten. Esto abre todo un mundo de posibilidades, que podríamos llamar configuraciones de luz.

Puede tener una configuración para ver películas, otra para la cena y otra para leer. Pasar de una configuración a otra es tan sencillo como dar un toque al smartphone o pedírselo a su asistente personal favorito activado por voz.

Cómo funciona un sistema de iluminación inteligente o smart lighting

La iluminación inteligente suele utilizar una red de malla, en la que cada bombilla inteligente se conecta de forma inalámbrica a su vecina más cercana. Esa red está controlada por un “hub” (concentrador o puente), que se conecta al router y permite que los demás dispositivos conectados en red, como el teléfono o la tableta, se comuniquen con las bombillas.

red de malla entre bombillas inteligentes
Red de malla entre bombillas inteligentes

Algunos sistemas también disponen de un modo de ausencia de casa que permite controlar las luces cuando se está lejos, lo que resulta útil si se acaba de recordar que se ha dejado las luces encendidas. También hay que añadir que no todos los sistemas requieren un concentrador.

A menudo, los sistemas de iluminación inteligente se pueden complementar con elementos adicionales, como reguladores de intensidad de luz o detectores de movimiento, y en algunos casos se pueden vincular al servicio IFTTT (If This Then That) para crear reglas complejas que activen configuraciones particulares para cosas concretas.

¿Le apetece que un destello de color le notifique un mensaje instantáneo, o que un resplandor le comunique suavemente la previsión meteorológica de hoy? Esto y mucho más es posible sin necesidad de hacer demasiados ajustes.

Control de la iluminación inteligente con asistentes de voz

Los sistemas de iluminación inteligente no solo se pueden controlar con aplicaciones para smartphones o tabletas. Por ejemplo, el sistema Hue de Philips funciona con HomeKit de Apple, Echo de Amazon y Google Home, y eso significa que puedes utilizar los asistentes de voz de esas plataformas para transmitir sus órdenes de voz.

Hay algo innegablemente genial en decir “Oye Siri, activa la configuración de luz para ver películas” o “Alexa, apaga las luces” y ver cómo sucede. El Trådfri de IKEA se puede usar con el asistente Alexa, el HomeKit y el asistente de Google.

Como los desarrolladores de la iluminación inteligente se han centrado primero en las plataformas móviles, han dado de lado a Microsoft: Por ejemplo, el Hue de Philips funciona a través de una aplicación de terceros, Huetro, e IKEA no parece tener planes de compatibilidad con Windows.

¿Qué bombillas inteligentes hay disponibles?

Como vimos en este artículo hay multiples tipos y formas de bombillas, pero en el caso de las inteligentes, hay tres tipos principales: bombillas estándar, bombillas de vela y focos. Las bombillas estándar vienen con casquillos E27 y E26 (dependiendo de donde se encuentre) o de bayoneta; las bombillas de vela, con casquillos SES (tornillo pequeño); y las bombillas de foco suelen tener casquillos de foco GU10.

Las bombillas inteligentes son LED, consumen ligeramente más energía que los LEDs normales pero mucha menos energía que las bombillas incandescentes tradicionales. Aquí tienes un artículo donde lo estudiamos con más detalle.

Normalmente se puede elegir entre dos tipos de bombillas: las blancas y las que cambian de color. Estas últimas son más complejas de fabricar y, por tanto, cuestan bastante más.

Rebajas
Philips Hue Bombilla Inteligente LED E27, con Bluetooth, Luz Blanca y Color, Compatible con Alexa y...
  • Con Bluetooth controla hasta 10 bombillas, con la app gratuita Hue Bluetooth; con el Puente Philips Hue controla la luz de toda la casa, hasta 50 bombillas
  • Regulación sin instalación: experimenta luz LED blanca y de colores; temperatura de color: 2000 a 6500 kelvin; elige entre 16 millones de colores y sincroniza la luz con música y películas
  • Para control por Bluetooth descárgate la app gratis hue bluetooth, si utilizas el puente usa la app Philips Hue y saca el potencial a la iluminación inteligente
  • Control por voz: maneja tus lámparas y bombillas inteligentes Philips Hue con tu voz usando Amazon Alexa, Google Home y Apple HomeKit
  • Saca el potencial a tus bombillas Hue agregando el puente (se vende a parte); con él puedes controlar hasta 50 bombillas, crear alarmas, rutinas o simular que estás en casa cuando no sea así

¿Cuánto cuesta un sistema de iluminación inteligente?

Si espera que el cambio a un sistema de iluminación LED inteligente le va a ahorrar tanto dinero en la factura de la luz que se amortizará en poco tiempo, se vas a llevar una decepción, pese a lo que pueda leer en otras webs. Aunque los sistemas de iluminación inteligente no son baratos, poco a poco se están abaratando.

Tomemos como referencia a l líder del mercado de Smart Lighting, Hue de Philips. En el momento de escribir este artículo:

En una sala de estar modesta, tenemos una lámpara de techo, tres focos y un buen lugar detrás del televisor para colocar una tira de luz. El puente cuesta 49 Euros, los focos 155,85 Euros y la tira de LED 77,51 Euros. Así que son más de 280 Euros para nuestra sala de estar; usar bombillas de colores para los seis focos de la cocina añadiría otros 300 Euros. ¡Increíble!

Eso es para un sistema de color y usando bombillas originales de Philips: hay bombillas de terceros disponibles por mucho menos dinero, que deberían funcionar bien con el Hue de Philips. Decimos “debería” porque una de las primeras actualizaciones de software eliminó accidentalmente (o a propósito) la compatibilidad con terceros, que Philips acabó restaurando tras una tormenta de reacciones en redes sociales.

Las bombillas inteligentes de IKEA y el cambio de tonos de blanco

Si no quiere cambiar de color, el precio baja considerablemente: las bombillas Hue regulables rondan los 15€ para las blancas frente a los 50€ de las de color, y lo mismo ocurre con las bombillas de otras marcas.

Las bombillas inteligentes de IKEA son mucho más baratas que la mayoría, pero por el momento no ofrecen colores. Sin embargo, se puede ajustar la temperatura del color.

El nuevo sistema Trådfri de IKEA es aún más barato: un puente – IKEA lo llama Gateway – cuesta 25€, y las bombillas entre 9 y 15€, dependiendo de la instalación. Los paneles luminosos cuestan entre 55 y 100€, los kits de regulación 15€ y el mando a distancia 15 libras.

No se puede ajustar el color, pero sí la temperatura del mismo, por lo que se puede tener un blanco cálido para iluminar un ambiente acogedor y un blanco frío para realizar tareas o estudiar.

¿Se quedarán obsoletos los sistemas Smart Lighting en poco tiempo?

Nadie puede predecirlo con certeza, pero hay indicios alentadores de que sus luces inteligentes resultarán ser una inversión inteligente a largo plazo, por lo que quizá el ahorro de energía acabe amortizando el kit, aunque en un periodo de tiempo bastante largo.

Por ejemplo, cuando Philips añadió la compatibilidad con HomeKit a su gama Hue con Hue 2.0, esta era retro compatible, por lo que si bien había que actualizar el hub no era necesario comprar nuevas bombillas.

La mayoría de los sistemas de iluminación inteligente utilizan la misma tecnología de red inalámbrica ZigBee. Se llama ZigBee Light Link y la utilizan Philips, IKEA y Osram, lo que debería garantizar la compatibilidad e interoperabilidad permanentes entre los sistemas de la competencia.

¿Merecen la pena los sistemas de iluminación inteligente?

Eso depende realmente de lo que quiera hacer. Si el dinero es su prioridad, los LEDs no inteligentes proporcionan el ahorro de eficiencia sin el importante gasto inicial de los LEDs inteligentes, y esa es, con mucho, la opción más sensata, pero también es la menos divertida.

La principal ventaja de las luces inteligentes no radica en la economía, pero sí en la flexibilidad y comodidad. Puedes ahorrarte muchos viajes de vuelta a una habitación para apagar una luz que se quedó encendida por olvido.

También nos ahorrará muchos minutos cuando intentamos conseguir el ambiente perfecto para leer, relajarnos o preparar una fiesta de cumpleaños, ya que podemos guardar configuraciones para cada actividad.

Todavía la iluminación inteligente no está muy extendida por lo que amigos y familiares se sorprenderán cuando nos visiten y vean las maravillas que de las que es capaz esta nueva iluminación. Quizás no quiera cambiar todas las bombillas de la casa, pero sí en la sala de estar o el comedor.