¿Los reguladores de iluminación se calientan?

Los interruptores reguladores son perfectos para tener un poco más de libertad a la hora de establecer qué ambiente quiere en un lugar concreto.

Aunque son ideales para evitar una iluminación excesiva, ya sea demasiado cálida o demasiado fría, hay razones por las que no sustituirán al interruptor de encendido/apagado en un futuro próximo. En particular, la posibilidad de variar la intensidad de las bombillas puede dar lugar a una preocupante cantidad de calor que se percibe en el propio dimmer.

Los interruptores reguladores de intensidad almacenan calor y rara vez hay motivo de preocupación si el interruptor está ligeramente caliente. Sin embargo, si el interruptor está tan caliente que no puede mantener el dedo sobre él durante unos segundos, entonces hay un problema.

¿Por qué se calientan los interruptores de regulación?

En la mayoría de los hogares modernos, el protagonismo del regulador de intensidad es cada vez mayor, y poder ajustar el brillo de sus bombillas con seguridad depende de una cosa.

El interruptor de atenuación promedio debe funcionar a unos 60°C. Sin embargo, algunos permiten una temperatura máxima mas cercana a los 90°C.

Aunque eso suena tremendamente caliente, se trata de la temperatura interna del componente, no del interruptor que toca.

Entonces, ¿por qué se calientan?

Para que el brillo de tus bombillas se ajuste inmediatamente, un interruptor de regulación debe ser capaz de controlar la corriente que entra en las bombillas.

Los interruptores de regulación modernos lo hacen utilizando un semiconductor que actúa como un transistor.

Aquí es donde se genera la acumulación de calor, y se utilizan disipadores de calor metálicos para contrarrestar el efecto.

Los interruptores más antiguos se calientan al atenuar la luz, mientras que los modernos se calientan al aclararla.

El hecho de que su interruptor se caliente al tacto es el resultado de un equilibrio desigual en su circuito; la potencia de sus bombillas es mayor que la potencia nominal de su interruptor de regulación.

Para ver si su configuración de bombillas está excediendo la potencia del interruptor, encuentre el potencia máxima de su interruptor de regulación (normalmente una pegatina en la luminaria) y asegúrese de que es mayor que este cálculo:

Potencia del interruptor > (número de bombillas x potencia de la bombilla).

Como referencia, un regulador que controla una bombilla suele tener una potencia nominal de 150W.

Gobesty Interruptor Regulador de Luz, LED Regulador de Intensidad de luz LED Atenuador Interruptor...
  • [Tamaño] 84 x 84 x 48 mm (largo x ancho x alto), inserto de atenuador 70 x 70 x 23 mm, diámetro del eje 4 mm (incluye adaptador para 6 mm).
  • [Atenuador giratorio] Gire el control de brillo en el sentido de las agujas del reloj para iluminar la luz al máximo. Gire el control de brillo en sentido antihorario para reducir la luz al mínimo.
  • [Alta calidad] Adecuado para conmutación bidireccional, se puede cambiar de corte de fase a corte de fase, dos tornillos de ajuste para ajustar el brillo mínimo y para evitar parpadeos, el brillo...
  • [Ventaja técnica] Atenuación silenciosa y sin parpadeos del LED y cumple con todos los requisitos de seguridad, excelente calidad con protección contra sobrecargas, protección contra...
  • [Amplia gama de aplicaciones] Adecuado para lámparas halógenas, lámparas incandescentes y lámparas LED regulables, así como transformadores electrónicos regulables. No apto para lámparas...

¿Debo preocuparme de que mi regulador de intensidad se caliente?

Esta es la razón más común por la que usted encontrará que su interruptor de atenuación está caliente al tacto. El interruptor controla una corriente que es demasiado alta para su potencia nominal, lo que resulta en una gran cantidad de calor que se almacena.

Como nota adicional, las subidas de tensión también pueden tener el mismo efecto en los reguladores especialmente cargados.

Esto puede ser peligroso por muchas razones.

Superar la potencia nominal de un regulador de intensidad puede provocar la rotura de las bombillas y la quema de sus componentes.

¿Se puede quemar mi regulador de intensidad?

Si la potencia total de las bombillas conectadas supera la potencia nominal de su regulador, corre el riesgo de quemarse.

Cuando un interruptor de atenuación deja de funcionar prematuramente, lo hará sin previo aviso y leerá ceros al medir las conexiones con un multímetro.

Si esto ocurre, el atenuador no tiene arreglo, y cuando compre un nuevo interruptor, debe asegurarse de que la potencia nominal sea superior a la de la potencia total de su bombilla.

Además del riesgo de quemar el propio regulador, también se corre el riesgo de dañar las bombillas.

La creación de demasiado calor en el interior de la bombilla debido a la baja potencia de su regulador puede hacer que las bombillas se quemen y deban ser sustituidas con frecuencia.

Asimismo, la quema de la bombilla es el resultado de una sobrecarga de corriente que daña el filamento dentro del globo de la bombilla.

Sin embargo, hay muchas causas para que las bombillas se quemen. Si el interruptor mantiene una temperatura constante, es poco probable que sea la raíz del problema.

greenandco® gc-50 regulador de intensidad para cable, para lamparas LED regulables, negro, con...
  • USO: Adecuado para bombillas halógenas de 230V, bombillas incandescentes, bombillas LED regulables de 1-50VA y transformadores electrónicos regulables. No utilice el regulador LED para lámparas...
  • CARACTERÍSTICAS: Diseñado para lámparas de mesa, lámparas de piso y cualquier lámpara que tenga un cable conectado a la fuente de alimentación eléctrica principal; ajuste máximo y mínimo...
  • CONTENIDO DE LA ENTREGA: greenandco gc-50 regulador de intensidad para cable, instrucciones en español, ¡el cable no está incluido!
  • SEGURIDAD: Damos gran importancia a la seguridad de nuestros productos. Los productos greenandco cumplen con todos los estándares nacionales y europeos relevantes y son probados por institutos...
  • ADVERTENCIA: El equipo electrónico debe ser instalado por un electricista autorizado.

¿Pueden los interruptores de regulación calientes provocar un incendio?

Con mucho, el resultado más peligroso de un interruptor de atenuación sobrecargado es el potencial de incendio.

Recuerde que la temperatura interna puede alcanzar los 90°C. La acumulación de calor puede convertirse rápidamente en un peligro para su seguridad si el interruptor no está equipado para gestionar la potencia que soporta el circuito.

A temperaturas superiores a los 90°C, el montaje de plástico en la pared comenzará a fundirse, lo que será perjudicial para la integridad del circuito.

Si puede oler el plástico quemado o chamuscado, tiene que ocuparse del interruptor inmediatamente.

Un interruptor caliente es común para los circuitos cargados, como una lámpara de araña con múltiples bombillas.

Si el propio interruptor le quema la piel después de uno o dos segundos, es probable que tenga un problema que debe ser evaluado.

¿Por qué se calienta mi regulador de intensidad cuando está apagado?

Pero, ¿qué pasa si apaga su interruptor de atenuación y sigue estando caliente al tacto?

En el caso de los interruptores sobrecargados, el calor interno del interruptor está superando la temperatura prevista por el fabricante.

Es posible que el revestimiento metálico utilizado para disipar este calor imprevisto sea inadecuado.

Esto puede resultar en que un interruptor de atenuación permanezca caliente incluso después de largos períodos de inactividad.

Aunque pueda parecer trivial, debe asegurarse de que el regulador de intensidad esté completamente apagado antes de hacer esta evaluación.

Muchos interruptores modernos emiten un chasquido cuando se apagan por completo (sobre todo en el caso de los interruptores que sólo son responsables de una bombilla).

Sin esto, el interruptor puede seguir funcionando con su luminosidad más baja sin llegar a apagarse.

Como he mencionado anteriormente, esto puede ser peligroso con los interruptores más antiguos, ya que generan más calor cuando se ajustan a la luminosidad más baja.

Otra posibilidad es un cableado defectuoso, que está administrando la energía al interruptor. Esto puede deberse a una instalación incorrecta o simplemente a la antigüedad del circuito.

Si bien es inusual que un interruptor de atenuación mantenga una gran cantidad de calor cuando está apagado, la placa de metal para la disipación a veces puede tomar tiempo y no convertirse en un peligro.

Puede mantener una mayor potencia en vatios el interruptor mas frío?

El vataje o la potencia de sus fuentes de luz también juega un papel en el sobrecalentamiento de un interruptor dimmer.

Permítame ilustrar esto a través de un simple ejemplo.

Si usted controla un par de bombillas con un solo interruptor de atenuación, el interruptor tiene que lidiar con la potencia de todas las bombillas.

Esto puede dar lugar a un exceso de calor y a sobrecargas en el interruptor de regulación y debe considerarse un peligro de incendio.

Sin embargo, puede tomar algunas medidas para asegurarse de que la potencia de su sistema eléctrico se mantiene en los niveles adecuados.

Esto puede dañar tanto el interruptor como las fuentes de luz conectadas, que deberán ser sustituidas.

Por ejemplo, si tiene 12 bombillas incandescentes en una lámpara de araña y cada bombilla tiene una potencia de 60W, entonces la potencia total de la lámpara es de 720W.

Esto es más de lo que puede manejar un interruptor de regulación típico, ya que la mayoría está diseñado para 600W. La diferencia entre los dos valores es significativa y es probable que cause una sobrecarga.

Una posible solución a esto es actualizar a un interruptor de atenuación con una potencia máxima más alta, ya que algunos interruptores están diseñados para manejar alrededor de 1000-1500 vatios de electricidad.

Permítame proponerle otra solución que, a largo plazo, beneficiará tanto a su cartera como a su regulador.

Puede sustituir todas las bombillas incandescentes por LED, ya que están diseñadas para consumir mucha menos energía.

Otra opción más cara es recablear las luces, lo que requerirá los servicios de un electricista.

Esto puede ayudar a reducir la carga de su regulador de intensidad al disminuir el número de aparatos conectados a un solo interruptor.

En mi opinión, la sustitución de las bombillas es la más fácil y barata de todas las que he mencionado, pero depende de usted.

Conclusión

Mientras que un interruptor cálido es estándar para las habitaciones con muchas bombillas, un interruptor que está caliente al tacto es un problema que debe ser abordado.

Si tocar el interruptor durante más de dos segundos resulta doloroso, es probable que tenga un interruptor sobrecargado.

Haciendo los cálculos con la ecuación anterior puede determinar si tiene un circuito desigual sin necesidad de arrancar ningún interruptor.