Por qué dejan de funcionar las bombillas LED: Causas y Soluciones


Los LEDs poseen un gran potencial de ahorro (hasta un 90 por ciento de ahorro de energía en comparación con otras bombillas, como las incandescentes, fluorescentes, etc.). Pero, ¿cuánto de esto es verdad y cuánto es un mito?

Hay LEDs que se mantienen fieles a los ahorros de energía que prometen. Pero los LEDs sólo compensan la inversión en ellos, si realmente hacen lo que dicen que pueden hacer.

El estándar de la industria para el fracaso de las lámparas de LED es del tres por ciento. Pero muchos usuarios de estas bombillas de nueva generación están experimentando tasas de fallo de hasta el 20 por ciento o más.

Las altas tasas de fallo se producen por varias razones, pero a menudo pueden atribuirse a unos pocos factores. Aquí hay cuatro razones por las que las bombillas LED fallan – y maneras de evitarlo.

Causa 1. Uso de materiales de baja calidad

Los LED disponibles en el mercado están compuestos de varios componentes; y el rendimiento de los LED suele ser el resultado de la forma en que estos componentes funcionan juntos.

Desde el tipo de lente hasta el disipador de calor y los chips y fuentes de alimentación que generan la luz, los componentes de los LED deben estar construidos para durar si se espera que la bombilla funcione correctamente y proporcione una iluminación aceptable.

Los materiales de calidad importan; si una lámpara no los tiene, es probable que falle. Tomemos los driver LED, por ejemplo:

Un driver o controlador, convierte la energía de corriente alterna en energía de corriente continua para que un LED pueda funcionar. Si se utilizan componentes de mala calidad para construir el controlador, el LED puede fallar, lo que requiere la compra de una nueva bombilla para reemplazar una que se suponía que iba a durar años (o décadas).

Si no se utiliza el driver correcto, el calor generado por el driver puede ser difícil de disipar y causar el fallo. Por eso, los LEDs parpadean, es una señal temprana de un fallo de estos drivers.

¿Cuáles son los indicadores de que una lámpara LED está hecha de materiales de calidad?

  • Los LED que ofrecen suficiente disipación de calor pueden pesar (y costar) un poco más.
    Pregunte por el tamaño del chip; un chip más grande proporciona más luz y buena estabilidad frente a las variaciones de la corriente, mientras que los chips más pequeños proporcionan menos luz y poca estabilidad.
  • Examine la pintura o el recubrimiento en polvo de la lámpara; si no está bien aplicada, es probable que los otros componentes (los que no son visibles) sean baratos y se conduzcan a un fallo rápidamente.

Causa 2. Controles de calidad inadecuados

Consulte en las página web oficial del fabricante sobre sus procedimientos de prueba de bombillas LED. Algunos fabricantes prueban completamente las bombillas LED antes de enviarlas a las tiendas.

Durante un máximo de 10 días cada vez, los fabricantes diligentes colocarán las lámparas y aparatos de LED en una habitación especialmente diseñada y las probarán encendiéndolas y apagándolas repetidamente, y dejándolas encendidas durante períodos de tiempo prolongados.

Como dispositivos electrónicos de estado sólido, los LED son similares a los televisores u otros aparatos electrónicos de consumo: Tienden a fallar temprano si es que van a fallar en algún momento. Probando adecuadamente los LEDs, los fabricantes pueden detectar fallos antes de que las lámparas sean enviadas.

Causa 3. Las temperaturas son demasiado altas (o demasiado bajas)

Cuando se instala un LED en una instalación cerrada, compruebe primero la lámpara. Las bombillas LED no deben ser colocados en aparatos cerrados, a menos que estén aprobados para espacios cerrados. Cuando el calor no puede escapar del disipador de calor, puede causar que las lámparas fallen prematuramente.

También hay que tener en cuenta el entorno. Cuanto más caliente sea la habitación, antes se degradará una luz LED. ¿Por qué? Porque los LEDs emiten una luz que disminuye exponencialmente en función del tiempo y la temperatura.

El control térmico adecuado es clave para asegurar que los LEDs duren en ambientes calientes. Las lámparas LED están disponibles con una protección térmica extra baja, lo que les ayuda a resistir el agrietamiento debido a las bajas temperaturas.

Causa 4. Las bombillas son de imitación

Algunos productos de iluminación LED se fabrican para que se parezcan a marcas de renombre, a veces incluso utilizando marcas, números de pieza, logotipos y embalajes idénticos. Estas imitaciones baratas a menudo se desarrollan y diseñan sin tener en cuenta las patentes, las marcas comerciales o la seguridad.

¿Cómo se puede determinar si una bombilla LED es lo que dice ser?

Verifique su marca de Underwriters Laboratories (UL).

Bombilla con certificación UL

La marca UL significa que el LED ha sido probado, inspeccionado y validado por seguridad. Pero sólo porque un producto tenga la marca UL no significa que la marca sea real. Algunos LEDs llevan una marca UL falsa, o un número de registro UL que no pertenece a ese fabricante o producto. Verifique la marca UL visitando el directorio gratuito de certificaciones en línea de UL.

¿Se queman las bombillas LED?

No, las bombillas LED no se queman. Simplemente, las LED no se pueden quemar, porque no hay uso de calor como en las bombillas incandescentes, tampoco hay gases o cables para quemar.

El microchip dentro del LED produce una pequeña cantidad de calor, que es eliminado por el disipador de calor, lo que significa que ninguna parte de la bombilla está diseñada para quemarse.

Como se ha dicho anteriormente, la bombilla LED se atenuará con el tiempo, pero será un tiempo mucho más largo que otros tipos de bombillas.

Conclusión

Imagine esto: tiene amigos que vienen a jugar. Esta vez, cuando es su turno de tirar los dados, acierta el número perfecto, mueve su pieza a la base y gana el juego.

Sí, tuvo que ir a la tienda a comprar nuevas bombillas, pero como compró bombillas LED, sabe que tendrá noches de juego con sus amigos durante años, y no tendrá que preocuparse por cambiar una bombilla en mucho tiempo.

Gracias a la tecnología de las bombillas LED, su casa tendrá una iluminación eficiente y duradera durante muchos años.