¿Por qué parpadean las luces de posición LED del coche?

Las luces de posición son obligatorias por ley, así como las de cruce. Sin embargo, otras están ahí por seguridad o estética, como las luces de circulación diurna o (del inglés Day Running Light DRL).

Por ello, muchas personas se ven tentadas a mejorar las luces de posición de sus coches. Pero a menos que sean cuidadosos y se informen bien sobre el proceso, pueden terminar con un resultado desagradable.

Se debe a que los LEDs consumen muy poca energía en comparación con los antiguos halógenos. Los sistemas informáticos de los coches están diseñados para reconocer las bombillas halógenas de serie. Para corregir el parpadeo de los LEDs, instale adaptadores especiales CANBus, aumentadores de voltaje o resistencias.

Las principales diferencias entre las luces de posición clásicas y las LED

Echemos un vistazo a dos luces exteriores del coche y comparemos su naturaleza en esta sección: las luces largas o de carretera y las luces de posición DRL.

  • Las luces largas del coche están destinadas a servir una función esencial: Son la fuente de iluminación más brillante para su vehículo en caminos rurales oscuros y carreteras abiertas. Son direccionales, apuntan desde la parte delantera del coche y se iluminan hasta 107 metros por delante de su vehículo.
  • Las luces de posición proporcionan una función de seguridad vital. Cuando están encendidas, hacen que el coche sea visible para otros vehículos, peatones y tal vez los animales. Pueden o no, apagarse cuando se encienden los faros principales.

Por lo tanto, si conduce un coche durante el día y la luz corta o larga están apagadas, las de posición se encenderán automáticamente, especialmente si se trata de un coche relativamente nuevo.

Como el papel de las luces de posición es simplemente indicar la presencia del coche, no son tan brillantes como las luces de corto o largo alcance.

En los coches de hace una o dos décadas, las luces de posición no eran bombillas separadas. La bombilla de luz larga funcionaba a potencia reducida para hacer la función de luz de posición.

Los nuevas luces de posición LED se alojan dentro de los faros delanteros pero con sus propias bombillas y enchufes.

Pero volvamos a las anteriores bombillas de posición que se combinaban con la luz larga. Cada día más propietarios de coches están mejorando estas bombillas halógenas “dos en uno” a bombillas LED más brillantes y blancas.

El término correcto para estas bombillas es H15, donde H significa viene de la palabra inglesa Headlight, que significa en Español, faro.

A veces, el cambio de estas bombillas antiguas por otras nuevas LED conlleva una serie de problemas, siendo el más común el parpadeo.

¿Qué hace que una bombilla LED de posición parpadee?

Una vez que haya comprado y enchufado su nuevo kit LED posición/carretera, y lo encienda, puede que descubra que parpadea.

Cuando la bombilla LED está en modo posición, parece parpadear rápidamente, como si se encendiera y apagara a alta velocidad. En realidad, eso es lo que hace que los LEDs parpadeen: encenderse y apagarse. Pero a una frecuencia más baja, que el ojo humano empieza a notar y a molestar.

La razón principal es la diferencia en la tecnología de las bombillas halógenas que reconocen los sistemas informáticos de automóviles y las nuevas bombillas LED de repuesto.

Debido a esta diferencia, algunas cosas empiezan a plantear problemas con el funcionamiento de la luz. Ya vimos como las luces LED en los intermitentes también podía parpadear.

Recuerden que las luces de largo alcance, y las de posición son las mismas bombillas, que funcionan con diferentes niveles de brillo. Cuando el interruptor de la luz se cambia a “largo alcance”, la bombilla funciona como debería.

Pero cuando el modo “largo alcance” se apaga y el modo “posición” se enciende automáticamente, y entonces las bombillas empiezan a parpadear.

Tradicionalmente, los coches vienen equipados con bombillas halógenas. Una bombilla halógena requiere al menos 55 vatios de potencia para emitir la brillante luz de largo alcance.

Pero cuando instalas una bombilla LED H15, por ejemplo, en modo posición, ¡sólo requieren unos 5-10 vatios de potencia!

Esta considerable discrepancia en la entrada de energía lleva a un fallo de comunicación entre el sistema de la computadora del automóvil y el circuito del LED. El sistema asume que no hay nada conectado, o que no está conectado correctamente.

Del mismo modo, otro problema es cuando el voltaje no coincide. Por defecto, los LEDs de posición usan un voltaje más bajo comparado con las luces largas de voltaje completo.

Cuando están en la luz larga, las bombillas reciben los 12 V completos y funcionan con normalidad. Cuando están en modo posición, es probable que parpadeen ya que consumen sólo unos 6 voltios.

Esto, también, hace que se genere un error en el sistema y se provoque el parpadeo de las luces de posición.

El sistema de control CANBus del coche podría no reconocer correctamente el nuevo LED y dar los errores. Además del parpadeo, también puede haber errores en el salpicadero, fallos de funcionamiento o interferencias de radio.

¿Cómo se arreglan las luces de posición LED parpadeantes?

Hay varias soluciones potenciales dependientes de qué está causando el problema.

  • Una solución puede ser instalar un decodificador especial. El adaptador CANBus decodificará eficazmente sus luces LED correctamente al sistema de control. Esta derivación debería eliminar el problema de parpadeo debido a la falta de comunicación.
  • Otra solución es instalar un relé para que los LED funcionen normalmente sin parpadeos, solucionando el problema de voltaje. También se les llama amplificadores de voltaje que mantienen entre 8 y 12 V de salida.
  • Instalar una resistencia junto al LED. Una resistencia estabiliza el flujo de corriente del faro, reduciendo la corriente que fluye de la batería al LED.

El coche piensa efectivamente que está funcionando una bombilla antigua y funciona como se espera, sin parpadear. En realidad, la resistencia está quitando esa corriente extra, convirtiéndola en calor, y disipándola.

El LED sigue recibiendo la potencia que se supone que debe recibir, es decir, entre 5 y 20 vatios, dependiendo de la bombilla.

Sin embargo, la mejor solución para evitar posibles parpadeos y errores es conseguir siempre kits de conversión H15 LED de alta calidad.

Éstos están adaptados y tienen resistencias incorporadas y todos los decodificadores para un funcionamiento impecable. Son compatibles con la mayoría de los coches, pero evita cualquier problema con las devoluciones, compruébalo con el vendedor.

Recuerde que también puede usar bombillas LED en las luces de freno de su coche.