¿Puede la luz LED eliminar gérmenes y virus?

Estamos viviendo tiempos muy difíciles, donde hay una lucha colectiva en todo el mundo contra esos pequeños organismos que tantos estragos están creando. Al mismo tiempo, se están generando ideas y soluciones novedosas por parte de científicos y expertos para combatir estas amenazas.

Una de esas soluciones consiste en utilizar diferentes tipos de luz para tratar los gérmenes y virus en las superficies, en el aire y en el agua.

Las luces LED estándar no matan gérmenes o virus. Sin embargo, los LEDs desinfectantes están construidos con el propósito de eliminar de manera eficaz bacterias mortales, gérmenes, y en algunos casos virus en superficies, aire y el agua.

Puede la luz LED matar bacterias?

Las luces LED no sólo sirven para iluminar hogares y oficinas. La iluminación de ciertas luces LED de colores sobre las superficies puede matar gérmenes, bacterias y otros patógenos, dependiendo de cada caso de uso. Cuando se utiliza una luz antimicrobiana, cualquier superficie que se vea iluminada significa que se está higienizando.

Los distintos colores de las bombillas LED tienen efectos diferentes sobre las bacterias y virus:

Las luces LED también vienen como emisores de rayos UV (ultravioleta). Los LED UV son una posible alternativa para sustituir las fuentes de luz UV tradicionales. A diferencia de las fuentes UV convencionales, los UV-LED son mas respetuosos con el medio ambiente, ya que no contienen mercurio nocivo, no producen ozono y consumen menos energía.

El uso de los LED UV-C está aumentando rápidamente, ya que se pueden utilizar en situaciones en las que se requiere un tratamiento germicida para la purificación del aire, superficies o el agua.

Las fuentes tradicionales de UV son muy perjudiciales para el ojo humano, y cuando hay que higienizar lugares como los hospitales, las personas tienen que desalojar la zona.

La luz UV producida tradicionalmente mediante lámparas de vapor de mercurio puede provocar un rápido enrojecimiento de la piel, y en casos extremos, afecciones graves de la piel.

Project E Beauty Luz Photon LED para terapia de bacterias, mata la piel sensible, recargable, mejora...
Project E Beauty Luz Photon LED para terapia de bacterias, mata la piel sensible, recargable, mejora...
Modos continuos y pulsos; Azul (463 nm). Excelente efecto mata las bacterias, mejora la piel sensible.
112,99 EUR
starLED cuarzo ultravioleta LED lámpara de desinfección 38W Esterilización Desinfección...
starLED cuarzo ultravioleta LED lámpara de desinfección 38W Esterilización Desinfección...
Temporizador.
La tercera marcha se puede cronometrar 15/30/60 minutos.
29,00 EUR

Diferentes longitudes de onda Ultravioleta

Los rayos UV representan las longitudes de onda que se sitúan entre la luz visible y los rayos X en el espectro electromagnético. La gama UV (luz ultravioleta) puede dividirse en UV-A, UV-B y UV-C.

  • UV-A: Es la luz de mayor longitud de onda, también conocida como luz negra, tiene una longitud de onda en el rango de 315 nm a 400 nm.
  • UV-B: Es la luz de onda media y tiene una longitud de onda entre 280 nm y 315 nm.
  • UV-C: Este segmento de UV también se conoce como luz UV de onda corta y tiene una longitud de onda en el rango de 200 nm a 280 nm.

La longitud de onda UV-C es la que se utiliza en los productos de desinfección LED. La longitud de onda de 264 nm es increíblemente impresionante para matar gérmenes, virus y bacterias.

Así es como funciona:

La longitud de onda de los rayos UV-C daña el ácido nucleico de los microorganismos y daña su ADN. Penetra en las células, haciéndolas incapaces de reproducirse y biológicamente inactivas.

Este proceso defotoactivación también se produce en la naturaleza, ya que el sol emite rayos UV que también tienen este efecto.

Afortunadamente, la radiación UV-C puede atravesar el aire sin crear ozono, por lo que las lámparas UV-C también pueden utilizarse en el aire para desinfectar superficies.

Sólo las longitudes de onda de las lámparas de vacío pueden crear ozono (<200 nm). Las longitudes de onda UV-A, UV-B y UV-C no transforman el oxígeno (en el aire) en ozono, lo que provoca problemas respiratorios a las personas que se encuentran en la zona.

¿Puede luz ultravioleta matar los virus?

Se sabe que tanto las bacterias como los virus pueden enfermarnos. Pero, ¿sabía usted que estos tienen diferencias entre sí? He aquí algunas de ellas:

VIRUSBACTERIAS
No son organismos vivos. Para crecer, necesitan células o tejidos vivos, como el interior de un cuerpo humano.  Pueden sobrevivir también fuera del cuerpo humano y se encuentran en la suciedad, en los alimentos y en los alrededores de la casa y otras superficies.
Son mucho más pequeños que las bacterias, submicroscópicos, y por lo tanto son más difíciles de filtrar y atrapar con mascarillas de tela.
Pueden tratarse con antibióticos y, como ya sabrá, es necesario terminar el tratamiento completo para que sea efectivo.
No pueden tratarse con antibióticos.
Algunos ejemplos de infecciones bacterianas son: la neumonía, la tuberculosis y la temida intoxicación alimentaria.
Algunos ejemplos de virus son: COVID-19, la gripe común, la poliomielitis, el sarampión y el SIDA. 

En general, la luz UV puede matar casi todo: bacterias, hongos y virus. Es eficaz contra virus como el de la gripe.

La Asociación Internacional Ultravioleta (IUVA) ha informado al público de que no existen protocolos que permitan el uso de la luz UV directamente sobre el cuerpo humano en las longitudes de onda y las exposiciones que han demostrado matar eficazmente cualquier virus.

Tenga en cuenta que la luz UV tradicional bajo las condiciones conocidas para matar los virus también puede causar graves quemaduras en la piel, y daños en los ojos.

¿Puede la iluminación UV LED matar las bacterias en el agua?

Hoy día ya existen en el mercado lámparas especiales que utilizan diodos emisores de luz (LED) para generar altos niveles de fotones UV-C.

Los rayos se dirigen a los virus, las bacterias y otros patógenos del agua.

Del mismo modo, algunas empresas de botellas fabrican botellas especiales de agua potable reutilizables con un chip LED UV-C para filtrar el agua dentro de la botella.

El agua se filtra durante unos 60 segundos, y el 99,999% de las bacterias y los virus quedan neutralizados.

Por ejemplo, se sumerge una bombilla UV en una pecera para que la mantenga libre de patógenos y moho. El UV-C es absorbido por los gérmenes dentro del agua, esterilizándola.

Afortunadamente, el agua en sí no es dañada por los UV-C y no deja ningún tipo de residuo. De hecho, el uso de los productos de desinfección por LEDs UV parece mejorar el sabor del agua potable en muchos de estos productos.

En otras aplicaciones, la rapidez con la que se eliminan los gérmenes depende de la intensidad de la luz y del tiempo de exposición a la luz UV-C.

La luz de baja intensidad durante un periodo prolongado o la de alta intensidad durante un periodo corto funcionan de forma similar.

Además, el efecto de la longitud de onda de los rayos UV-C disminuye a medida que aumenta la distancia de las lámparas. Como media, una bacteria normal morirá en diez segundos a una distancia de 15 centímetros de la lámpara UV.