¿Reducen los reguladores de intensidad la vida de la bombilla?

Los reguladores de intensidad funcionan de diferentes maneras y el efecto en la vida útil de las bombillas varía con cada tipo. Algunos reguladores acortarán la vida útil de las bombillas más que otros. Depende del voltaje y de cómo funciona con el sistema eléctrico de su casa.

¿Qué puede afectar la vida de las bombillas?

Muchos factores afectan la vida de una bombilla. El tamaño, el vataje, el nivel de calor, el cableado interno, los productos químicos, el tipo de base, la forma de la bombilla y por supuesto, el regulador de intensidad juega un papel importante cuando se trata de la iluminación.

Los fabricantes testean la longevidad de las bombillas llevando al extremo los factores que afectan a su vida útil.

Durante los test aumentan las corrientes, los voltajes, la frecuencia de apagado y encendido o la regulación de intensidad de corriente. De este modo pueden calcular el promedio de horas de vida útil en situaciones “normales”.

Sin embargo, los resultados de una bombilla dependerán de las condiciones reales, en última instancia. Y estas no tienen por qué coincidir con las condiciones normales previstas.

Un ambiente caliente (horno) será diferente de uno más frío (congelador o porche exterior). Una bombilla usada en un ambiente húmedo (puerta de entrada o jardín) también tendrá resultados diferentes.

Aquí hay una pequeña tabla con los promedios de horas de vida útil estándar para las bombillas incandescentes, halógenas y LED (que se ven menos afectadas por los ciclos de conmutación de energía).

Tipo de bombillaPromedio de vida útil
Incandescente750 – 2.000 horas
CFL10.000 – 15.000 horas
HID1.000 – 3.000 horas
Halógeno2.000 – 3.000 horas
LED10.000 – 25.000 horas

Recuerda que el promedio de vida útil de una bombilla depende del destino de uso. Las bombillas que compre pueden tener una vida útil diferente.

Los reguladores de intensidad afectan a la vida útil de las diferentes bombillas, de manera diferente. Ahora veremos cómo afecta a una bombilla incandescente, una halógena, un LED y una CFL de manera desigual.

¿Los reguladores acortan la vida útil de las bombillas?

Algunos tipos de bombillas reducen drásticamente su vida útil con regulaciones de intensidad muy seguidas o por estar atenuadas por largos periodos de tiempo.

La atenuación funciona a través de un cambio constante en la electricidad. Ajustes frecuentes y repetidos en el interruptor de atenuación pueden desgastar los componentes internos de la bombilla que pueden hacer que deje de funcionar.

¿Cómo afectan los reguladores a las bombillas LED?

Sin embargo, algunas bombillas prosperan con los reguladores de intensidad. Este es el caso de las bombillas LED

La duración de un LED está determinada principalmente por la temperatura del circuito situado en la base de la bombilla. Cuanto más baja sea la temperatura, mejor funciona el LED.

La atenuación de un LED reduce la temperatura del LED. Por lo tanto, los LEDs generalmente no se ven afectados por la atenuación. De hecho, la menor emisión de calor es aún mejor para su vida útil.

¿Cómo afectan los reguladores a las bombillas halógenas e incandescentes?

Por otra parte, la atenuación de un incandescente usando un regulador basado en TRIAC (corte de fase) podría reducir su vida útil. El rápido encendido y apagado del suministro de corriente al filamento hace que vibre.

Esto no es bueno para el delgado y delicado filamento de tungsteno y puede reducir su vida útil. De hecho, si el regulador se fija en un 20%, se puede oír el zumbido de la vibración.

Las bombillas halógenas e incandescentes emiten luz debido a la evaporación de los átomos de tungsteno del filamento. Así que a medida que aumenta el uso de la bombilla, el filamento se desgasta más. El filamento corre un mayor riesgo de romperse durante el estado de vibración atenuada.

Las bombillas halógenas se ven muy afectadas por la reducción de intensidad. Los gases dentro de la bombilla halógena, que están destinados a hacer que la bombilla dure más tiempo, sólo funcionan bien a una temperatura más alta.

La atenuación reduce la temperatura del filamento, y los gases ya no funcionan como deberían. Esto vuelve a reducir la vida útil de una bombilla halógena.

¿Cómo afectan los reguladores a las bombillas CFL?

Las CFL también necesitan reguladores especiales porque los reguladores estándar reducen drásticamente su vida útil y provocan un fallo repentino.

Con cualquiera de las bombillas, si usamos los modernos reguladores TRIAC conseguiremos una reducción del uso de energía y el consiguiente ahorro en el consumo de electricidad.

Definitivamente depende de cuántas bombillas se estén usando, por cuánto tiempo y hasta qué punto se han regulado. Cuantas más bombillas y más alto sea el grado de regulación, mayor será el ahorro.

No es sustancial, pero en lugar de mantener las luces encendidas a plena potencia en todo momento, se puede optar por la atenuación para ciertos momentos del día.

Interruptores inteligentes como estos de Amazon, pueden ayudarte a configurar todo esto con sus LEDs:

Eventualmente, esto también ahorrará la vida útil de los LEDs ya que funcionan por más tiempo, en una configuración atenuada.

¿Cómo afecta a la vida útil de la bombilla la corriente variable causada por el regulador?

Las generaciones más antiguas de interruptores de atenuación usaban un componente llamado reóstato.

Los reóstatos cambiaban la corriente y la resistencia, lo que a su vez generaba un calor excesivo y derrochaban gran cantidad de energía. Además, a menudo causando que las bombillas se apagaran.

Aunque eran muy ineficientes, funcionaban bien con las bombillas incandescentes. Al aumentar la resistencia en el reóstato, menos electricidad llegaba a la bombilla misma y por tanto, menos luz emitia la bombilla incandescente.

Afortunadamente, los reguladores de brillo han progresado significativamente desde entonces. La mayoría de los atenuadores modernos utilizan un interruptor TRIAC.

Es un dispositivo que funciona a alta velocidad para encender y apagar la corriente sin perderla. Este cambio de potencia causa el efecto de atenuación en las bombillas.

Por eso, las bombillas incandescentes no son las mejores para usar con el TRIAC, ya que no les gusta que las enciendan y las apaguen. Dicho esto, lo más probable es que funcionen bien.

Pero como mencioné antes, el número de ajustes que hagas en el interruptor de atenuación transformará la vida útil de las bombillas.

  • Cuanto más use el regulador, más probable es que una bombilla estándar se desgaste más rápido.
  • También debes tener en cuenta la cantidad de cambios de voltaje variable de la bombilla a la bombilla.

Las incandescentes y las halógenas usan componentes de voltaje variable porque funcionan en base a la resistencia. Los CFL y los LED utilizan un solo canal de voltaje.

Supongamos que su bombilla no es adecuada para el voltaje variable. En ese caso, los componentes internos de la bombilla no funcionarán con el interruptor de regulación o se erosionarán antes.

Las nuevas CFL y LED tienen componentes de voltaje variable, por ejemplo, algunas lámparas LED que utilizan un conductor de LED de corriente constante de 230V sí funcionan con reguladores de intensidad de luz de tipo fluorescente.