¿Se pueden usar bombillas LED en el frigorífico?

Si se ha fundido la bombilla incandescente o halógena de su frigorífico, tal vez se esté planteando sustituirla por las nuevas bombillas LED.

¿Pero se pueden usar en los frigoríficos? Seguramente las bajas temperaturas harán que se rompan o se vuelvan ineficientes ¿Y si mi nevera es vieja, será compatible con los LEDs?

El uso de bombillas LED en los frigoríficos es posible. Asegúrese de conseguir el tamaño correcto de la base, que probablemente sea E14, y también de que la forma de la bombilla encaje bien en el espacio designado.

¿Afecta el frío de la nevera a las bombillas LED?

Una de las principales ventajas de la tecnología LED es su versatilidad: ya hemos tratado si se pueden cambiar bombillas por LEDs en hornos y en microondas. Evitando las situaciones en las que las bombillas LED están expuestas a altas temperaturas los LED siempre funcionaran muy bien en cualquier aparato.

Por este motivo, sustituir las clásicas bombillas de frigorífico por bombillas LED no solo no será un problema, sino que la bombilla trabajará en condiciones muy óptimas.

Cuando sustituya la vieja bombilla de su frigorífico por una LED, obtendrá muchos beneficios.

¿Por qué los LED son mejores que las bombillas incandescentes en la nevera?

En primer lugar, puede que ya sepa que los LEDs emiten muy poco calor. Ya han pasado los días en los que buscando apagar la lámpara de la mesita de noche, uno se quemaba con la bombilla.

En cambio, los LEDs emiten mucho menos calor, lo cual es muy beneficioso en un ambiente donde permanecer frío es esencial.

Incluso si accidentalmente deja la puerta de la nevera abierta, la luz no se calentará, y por tanto no afectará a los alimentos cercanos, haciéndolos más seguros en este sentido.

En segundo lugar, los LED son mucho más eficientes y ahorran más energía que cualquier otro tipo de bombilla.

Claro que no ahorrará una fortuna en sus facturas de energía, pero es bueno saber que todos los aspectos de su casa son tan ecológicos como sea posible.

El tercer gran beneficio que vale la pena destacar es lo mucho más atractivos que son los LED. Las luces incandescentes antiguas del refrigerador tienden a emitir un brillo amarillo brillante.

Los LEDs pueden tener un brillo cálido y agradable que ilumina rápidamente su nevera.

Qué hay que comprobar antes de comprar una bombilla LED para el frigorífico

Los frigoríficos más antiguos o más baratos a menudo sólo usan bombillas incandescentes estándar. Pueden ser reemplazadas bastante rápido con un nuevo LED, siempre y cuando se sigan algunos consejos básicos.

1. Asegúrese de que es del tamaño correcto.

Sé que es obvio, pero le sorprendería lo fácil que es elegir la bombilla equivocada.

En cuanto al tamaño, asegúrese de que la bombilla cabe en espacio reservado para ella. Muchas veces, si compra una bombilla más alargada que la original puede que no encaje bien pese a usar el mismo casquillo.

La mayoría de las bombillas de la nevera tienen un diámetro de E14, pero no todas, así que compruebe el manual, o mejor tome una foto de la bombilla y compare.

2. Asegúrese de que la bombilla tiene la forma correcta

Piense cuidadosamente aquí sobre el espacio disponible para la nueva luz LED de la nevera.

Se puede usar una bombilla con una forma diferente a la antigua. Sólo asegúrese de que no golpea con ninguna parte del recinto dedicado a la bombilla. Si lo hace, puede que se rompa eventualmente.

3. Asegúrese de que la bombilla tenga cubierta de plástico protectora

Siempre existe el riesgo de recibir una descarga eléctrica al pasar por delante de los LEDs con conexiones de mala calidad.

Especialmente en espacios reducidos como una nevera. Una cubierta de plástico sólido alrededor de los LEDs evitará esto (hablamos del equivalente al cristal en las bombillas clásicas).

¿Se pueden usar los LEDs en los congeladores?

Sería difícil encontrar un LED que no funcionara bien en un frigorífico, cuya temperatura de funcionamiento sería normalmente de unos 4 grados centígrados.

Sin embargo, los congeladores suelen estar alrededor de los -14 grados Celsius, por lo que los LEDs son más susceptibles de dañarse con el tiempo.

La buena noticia es que muchos LEDs dicen ser operativos hasta -41 grados Celsius y lo hacen con la misma potencia de luz. Por lo tanto, es perfectamente normal utilizar LEDs en los congeladores.

Mi recomendación principal es comprar un LED diseñado específicamente para ser usado tanto en refrigeradores como en congeladores.

Bombilla de rosca LED, 220 V, 2 W, 2835SMD, ahorro de energía, luz LED para refrigerador,...
  • Sísmica, resistencia al impacto, radiación no térmica, seguro y estable, confiable.
  • Diseñado para ser utilizado en frigoríficos y congeladores.
  • Ahorra energía más que las bombillas normales. Tiene una larga vida útil, sin materiales peligrosos.
  • Muy baja generación de calor, además de ahorrar energía de luz. Adecuada para iluminación del hogar, oficina y exposición.
  • Sin parpadeo, sin reflejos, seguro y duradero. Alto brillo, bajo consumo de energía, ahorro de energía, respetuoso con el medio ambiente. es favorable al reciclaje.

¿Las bombillas LED de los refrigeradores necesitan tener una clasificación especial?

La verdad es que no hay nada escrito sobre esto, y por tanto podría usar un LED estándar en su frigorífico. Sin embargo, podría encontrarse con algunos problemas, a saber:

  • No está diseñado para ese fin concreto, así que sobresale del área designada para la bombilla.
  • Los LEDs no están sellados correctamente, lo que significa que es un riesgo para la seguridad si se roza con la mano.
  • No son inastillables. Si golpeas la bombilla con fuerza al guardar la comida, la bombilla podría romperse en mil pedazos y contaminar la comida.

Su mejor apuesta será normalmente comprar una bombilla recomendada por el proveedor y construida a propósito para el frigorífico.

¿Por qué estas bombillas especiales son más caras?

Todo se reduce a la oferta y la demanda. Los LEDs estándar se producen en masa miles de veces y se venden en tiendas de todo el mundo.

Sin embargo, las bombillas LED de frigorífico / congelador han sido hechas a medida para la tarea en cuestión y tienen un nivel de demanda mucho menor.

Nunca se usarán para la tarea que no sea la que se hizo, así que son más difíciles de encontrar. Esto genera naturalmente un sobreprecio.

Sin embargo, una de las cosas maravillosas de las bombillas LED es que teóricamente pueden durar más de una década antes de ser reemplazadas. Mucho más tiempo que la bombilla incandescente rota que le trajo a este artículo.

Así que aunque pague un poco más por ella, es poco probable que necesite comprar otra. Probablemente el frigorífico se rompa mucho antes que la bombilla.

Reflexiones finales

Reemplazar las luces existentes del frigorífico por LED no sólo es seguro y fácil de hacer, sino que también es lo más inteligente. Ofreciéndole un ahorro de costes a lo largo del tiempo, así como una nevera más ecológica y de aspecto moderno.