Todo sobre la temperatura del color de la bombilla

Aunque no lo crea usted ya sabe que es la temperatura de color, y de hecho puede diferenciar las diferentes temperaturas con solo mirar la luz emitida por una bombilla. Sin embargo, no conoce todavía que significa cada tono de luz, y eso es lo que vamos a tratar de explicar hoy.

Al mirar esa luz emitida por las diferentes bombillas uno puede apreciar como las bombillas incandescentes clásicas emiten tonos amarillos (Cálidos), mientras que otras como las nuevas bombillas LED emiten luz muy blanca, casi azulada (Fría). Además, estos tonos de color parecen no depender de la potencia de la bombilla o de su tamaño, sino que son intrínsecos a su tecnología.

La temperatura de color de una bombilla se puede determinar consultando en el embalaje, inscrito en la propia bombilla o revisando la ficha técnica. Esta temperatura de color varía, en grados Kelvin (K), entre los 1.000K /1.500K, que representan la luz emitida por una vela, hasta 10.000K, como luz azulada fría de un día despejado.

¿Qué es la temperatura de color?

La temperatura del color, describe la apariencia o el tono de una luz en particular. La mayoría de las bombillas emiten una luz blanca, pero esta luz blanca puede variar “en tonalidad” de cálida a fría.

Piense en la temperatura del color como en la pintura, donde hay un sinfín de tonos de blanco para elegir. En la misma línea, hay un número de diferentes temperaturas de color para que usted elija cuando esté seleccionando nuevas bombillas.

Algunas bombillas, como las ineficientes incandescentes, emiten un rango pequeño de luz cálida y amarillenta, mientras que otras como los LED, proporcionan una mayor gama de temperaturas de color para elegir.

Muchas personas siguen comprando bombillas incandescentes porque prefieren su color blanco cálido. Sin embargo, hoy día este color de luz blanco cálido se puede reproducir fácilmente con las nuevas bombillas LED.

Si está considerando la posibilidad de cambiar a LED u otras bombillas de bajo consumo, la imagen de temperatura de color de las bombillas que aparece más abajo puede ayudarle a encontrar la temperatura de color adecuada usted.

¿Qué significa Temperatura de Color Correlacionada en iluminación?

No mucha gente sabe realmente lo que significa la Temperatura de Color Correlacionada, CCT (del inglés Correlated Colour Temperature).

Mientras que la temperatura de color es el valor del tono de blanco emitido por una fuente de luz, el CCT es la escala usada para medir las diferentes tonalidades de luz blanca emitida por esa fuente de luz. El CCT se mide en grados Kelvin (K)

Gracias al CCT, puede cambiar el tono de blanco de cálido (2700K) a frío (6500K), pero también puede configurar la luz, por ejemplo, en blanco neutro (4500K) y cualquier otra temperatura de color en una gama de 2700-6500K.

Cómo medir la temperatura del color

Cómo acabamos de decir, la temperatura de color se mide usando la escala de Temperatura de Color Correlacionada (CCT). Esta escala va desde los 1.000K hasta los 10.000K.

A diferencia de la medición de la temperatura en grados centígrados, cuanto más caliente es la luz de una bombilla, más baja será su temperatura. Una temperatura más fría tendrá un valor más alto.

Como referencia, la luz de las velas tiene una temperatura de color de unos 1.500K, mientras que la luz del sol tiene una temperatura de unos 6.000K.

Esquema grafico de la temperatura del color
temperatura de color

¿Qué significa Kelvin?

El grado Kelvin es la unidad de medida usada para cuantificar la temperatura de color de la luz emitida por una fuente de luz cualquiera y se abrevia con la letra K mayúscula.

Cuantos más Kelvin posee una luz, ésta será más fría y cuantos menos Kelvin, más cálida. Una manera de recordar esta relación es pensar que es contraria a la escala Celsius de temperatura, donde los cuerpos son más fríos cuanto menor es el valor de ºC y más calientes cuanto mayor sea.

Sin entrar en profundidad en la teoría, esta escala nace de calentar un “cuerpo negro” hasta que cambia su color a rojo. Al seguir aumentando la temperatura el cuerpo negro pasa de rojo a tonos amarillentos y más tarde a tonos azules claros.

Durante ese calentamiento, el cuerpo negro emite luz del mismo color que posee. Estas temperaturas se van anotando según se observan los distintos tonos de luz emitidos y se obtiene la escala Kelvin de temperatura de color.

¿Cómo saber que temperatura de color tiene una bombilla?

No existe ningún método gracias al cual podamos saber que temperatura de color posee una bombilla, ni siquiera viéndola encendida podemos determinar con exactitud su temperatura de color. Para esto, debemos recurrir a la ficha técnica del producto, a su embalaje o a la inscripción en la propia bombilla.

Por ello, es recomendable comprar siempre bombillas de fabricantes reconocidos, ya que muchas bombillas de marca blanca no son precisos en cuanto a este dato. No sería la primera vez que alguien compra una bombilla de temperatura de color fría y ésta emite una luz totalmente amarillenta.

Escala de temperatura de color para las diferentes bombillas
Escala de temperatura de color para las diferentes bombillas

En la imagen de arriba vemos los valores de temperatura de color más comunes para las diferentes bombillas y aquí los enumeramos:

  • 1.700 K – Luz de una cerilla
  • 1.850 K – Luz de una vela
  • 2.700 K / 3.000 K – Luz de una bombilla incandescente
  • 3.000 K – Luz de una bombilla halógena
  • 4.000 K / 4.500 K – Luz de una bombilla de vapor de mercurio
  • 5.000 K – Bombilla fluorescente (blanco natural)
  • 6500 K – Bombilla LED (luz del día)

Bombillas 2700K o 3000K ¿Cuál es la diferencia?

Tabla de temperaturas de color de bombillas en Kelvin

Una vez hemos entendido el concepto de temperatura de color de una bombilla y sabemos diferenciar entre los distintos valores, es momento para entender dónde se pueden aplicar y que beneficios obtenemos de cada temperatura de color:

Temperatura de color

Tono de la luz emitida

Sensacion sobre la persona

Estancias donde usarla

2.700 K

Blanco Calido

Comoda, calida y acogedora

Salas de estar y dormitorios

3.000 K

Blanco Calido Brillante

Luz acogedora, ligeramente mas brillante que la anterior

Salas de estar, Comedores, en exterior y restaurantes

3.500 K

Blanco Natural

Concentracion, estado de animo activo

Pasillos, oficinas y salas de exposicion

4.000 K

Blanco Natural

Luz atractiva y brillante que aporta energia

Bano, cocina, sotano, garaje y trastero

>5300 K

Luz del dia

Similar a la luz del dia, con una alta proporcion de azul

Zonas industriales, aulas de estudio

Como habrán notado, la unidad Kelvin (K) se utiliza normalmente para la temperatura absoluta y para las diferencias de temperatura. También se utiliza para determinar la temperatura del color.

Si está interesado en saber si se pueden convertir los Kelvin en lúmenes, no se pierda este otro artículo.

¿Por qué importa la temperatura del color?

Tanto si busca LEDs, CFLs, halógenos o bombillas incandescentes, hay una gran variedad de potencias y temperaturas de color para elegir.

Cuando dependíamos de las bombillas incandescentes para toda nuestra iluminación, rara vez teníamos que considerar la temperatura de color al sustituir las bombillas en nuestros hogares.

Las bombillas de bajo consumo de hoy en día están disponibles en una amplia variedad de temperaturas de color, y muchos hogares que han comenzado a cambiar a los LED y CFL experimentan insatisfacción con la bombilla elegida porque emite una luz diferente a la que están acostumbrados.

Elegir una bombilla que proporciona una temperatura de color ideal puede tener un impacto significativo en la sensación y la funcionalidad de cualquier espacio.

Si la temperatura de color es demasiado baja (o demasiado cálida), es posible que no pueda ver todo lo que necesita ver; por ejemplo, la luz cálida no siempre es ideal para la iluminación de tareas, pero es muy adecuada para la iluminación ambiental.

Por otro lado, aunque las temperaturas frías son ideales para la iluminación de tareas, una temperatura de color demasiado alta (o demasiado fría) puede impedirle lograr la sensación de calma o relajación que desea en su espacio.

Renderización del color

La temperatura de color correlacionada no es lo mismo que el Índice de Reproducción de Color (IRC), que se refiere a la capacidad de una bombilla de luz de reproducir los colores con precisión.

El IRC se mide entre 0-100%; cuanto más alto es el IRC, mejor es su capacidad de reproducción de colores. Esto es especialmente importante si se compra iluminación de acento para obras de arte, o para espacios de trabajo que dependen de una iluminación precisa, como la producción de fábrica, la impresión, la fotografía y el diseño.

Temperatura de color ajustable

¿Sabía que hoy día no tiene por qué limitarse a temperaturas de color fijas en sus bombillas? Gracias al avance de la tecnología, muchas bombillas LED regulables pueden cambiar su temperatura de color cuando son reguladas. Interesante ¿verdad? Pues eso no es todo, porque las bombillas LED inteligentes pueden hacer eso y mucho más, sin necesidad de regulación.

  • Bombillas LED regulables. Estas bombillas LED, al ser atenuadas, no solo bajan su intensidad lumínica, sino que también disminuyen su temperatura de color para hacerlas más cálidas o frías según se desee.
  • Bombillas LED inteligentes. Este tipo de bombillas LED son controladas por una App desde un dispositivo inteligente, desde el cual se les puede ordenar que cambien su tonalidad dentro de un mismo color o cambiar a otro color totalmente diferente.

Y si se ha quedado con ganas de más no se pierda este post sobre iluminación inteligente. Este tipo de iluminación cambiará las reglas del juego.