Todo sobre la temperatura del color de la bombilla

¿Ha notado que algunas bombillas, como las tradicionales bombillas incandescentes, emiten una luz cálida y amarillenta, mientras que otras como los modernos LEDs emiten una luz más blanca, casi azul?

No se preocupe, sus ojos no le están jugando una mala pasada, porque diferentes bombillas emiten luz a diferentes temperaturas de color. Siendo esta temperatura de color independiente del tamaño de bombilla o la potencia.

La temperatura de color de una bombilla se puede determinar consultando en el embalaje, inscrito en la propia bombilla o revisando la ficha técnica. Ésta varía en grados Kelvin (K), entre los 1.000K /1.500K, que representan la luz emitida por una vela, hasta 10.000K como luz azulada fría de un día despejado.

¿Qué es la temperatura de color?

La temperatura del color, describe la apariencia o el tono de una luz en particular. La mayoría de las bombillas emiten una luz blanca, pero esta luz blanca puede variar “en tonalidad” de cálida a fría.

Piense en la temperatura del color como en la pintura, donde hay un sinfín de tonos de blanco para elegir. En la misma línea, hay un número de diferentes temperaturas de color para que usted elija cuando esté seleccionando nuevas bombillas.

Algunas bombillas, como las ineficientes incandescentes, emiten un rango pequeño de luz cálida y amarillenta, mientras que otras como los LED, proporcionan una mayor gama de temperaturas de color para elegir.

Muchas personas siguen comprando bombillas incandescentes porque prefieren su color blanco cálido. Sin embargo, hoy día este color de luz blanco cálido se puede reproducir fácilmente con las nuevas bombillas LED.

Si está considerando la posibilidad de cambiar a LED u otras bombillas de bajo consumo, la imagen de temperatura de color de las bombillas que aparece más abajo puede ayudarle a encontrar la temperatura de color adecuada usted.

¿Qué significa Temperatura de Color Correlacionada en iluminación?

No mucha gente sabe realmente lo que significa la Temperatura de Color Correlacionada, CCT (del inglés Correlated Colour Temperature).

Mientras que la temperatura de color es el valor del tono de blanco emitido por una fuente de luz, el CCT es la escala usada para medir las diferentes tonalidades de luz blanca emitida por esa fuente de luz. El CCT se mide en grados Kelvin (K)

Gracias al CCT, puede cambiar el tono de blanco de cálido (2700K) a frío (6500K), pero también puede configurar la luz, por ejemplo, en blanco neutro (4500K) y cualquier otra temperatura de color en una gama de 2700-6500K.

Cómo medir la temperatura del color

Cómo acabamos de decir, la temperatura de color se mide usando la escala de Temperatura de Color Correlacionada (CCT). Esta escala va desde los 1.000K hasta los 10.000K.

A diferencia de la medición de la temperatura en grados centígrados, cuanto más caliente es la luz de una bombilla, más baja será su temperatura. Una temperatura más fría tendrá un valor más alto.

Como referencia, la luz de las velas tiene una temperatura de color de unos 1.500K, mientras que la luz del sol tiene una temperatura de unos 6.000K.

Esquema grafico de la temperatura del color
temperatura de color

¿Qué significa Kelvin?

Kelvin es el valor decisivo para describir la temperatura del color o el color de la luz. El valor se abrevia con la letra mayúscula K.

El valor Kelvin para una determinada temperatura de color se obtiene de la siguiente manera: Un llamado cuerpo negro (que en teoría, absorbe toda la luz) se calienta primero hasta que se vuelve rojo. Si la temperatura continúa aumentando, el color rojo primero se convierte en tonos amarillos y luego en luz azul claro.

La temperatura del color se determina en última instancia por lo caliente que debe estar el cuerpo negro para emitir luz del mismo color.

La temperatura de una bombilla debe indicarse siempre en el embalaje o en la ficha técnica de la misma. Confiar sólo en una descripción aproximada o apariencia visual puede llevar más tarde a una decepción.

Los valores Kelvin de los colores de luz mas conocidos son:

  • 1500 K – Vela
  • 2700 K – Bombilla incandescente (60W)
  • 2800 K – Bombilla halógena
  • 4000 K – Bombilla fluorescente (blanco natural)
  • 6500 K – Bombilla LED (luz del día)

Bombillas 2700K o 3000K ¿Cuál es la diferencia?

Tabla de temperaturas de color de bombillas en Kelvin

En esta tabla encontrará las temperaturas de color más comunes con una descripción del estado de la iluminación y los lugares de uso habituales.

Temperatura del color

Color de la Luz

Descripción

Habitaciones

2700 K

Blanco Cálido

Cómoda, cálida y acogedora

Sala de estar, dormitorio

3000 K

Blanco Cálido brillante

Luz casera, ligeramente más brillante que el blanco cálido

Espacio vital, exterior, restaurantes

3500 K

Blanco Natural

Objetivo, estado de ánimo amistoso

Corredores, oficinas, salas de exposición

4000 K

Blanco Natural

Luz brillantemente atractiva

Baño, cocina, sótano, garaje

>5300 K

Luz del dia

Similar a la luz del día, con una alta proporción de azul

Zonas industriales, aulas

Como habrán notado, la unidad Kelvin (K) se utiliza normalmente para la temperatura absoluta y para las diferencias de temperatura. También se utiliza para determinar la temperatura del color.

Si está interesado en saber si se pueden convertir los Kelvin en lúmenes, no se pierda este otro artículo.

¿Por qué importa la temperatura del color?

Tanto si busca LEDs, CFLs, halógenos o bombillas incandescentes, hay una gran variedad de potencias y temperaturas de color para elegir.

Cuando dependíamos de las bombillas incandescentes para toda nuestra iluminación, rara vez teníamos que considerar la temperatura de color al sustituir las bombillas en nuestros hogares.

Las bombillas de bajo consumo de hoy en día están disponibles en una amplia variedad de temperaturas de color, y muchos hogares que han comenzado a cambiar a los LED y CFL experimentan insatisfacción con la bombilla elegida porque emite una luz diferente a la que están acostumbrados.

Elegir una bombilla que proporciona una temperatura de color ideal puede tener un impacto significativo en la sensación y la funcionalidad de cualquier espacio.

Si la temperatura de color es demasiado baja (o demasiado cálida), es posible que no pueda ver todo lo que necesita ver; por ejemplo, la luz cálida no siempre es ideal para la iluminación de tareas, pero es muy adecuada para la iluminación ambiental.

Por otro lado, aunque las temperaturas frías son ideales para la iluminación de tareas, una temperatura de color demasiado alta (o demasiado fría) puede impedirle lograr la sensación de calma o relajación que desea en su espacio.

Renderización del color

La temperatura de color correlacionada no es lo mismo que el Índice de Reproducción de Color (IRC), que se refiere a la capacidad de una bombilla de luz de reproducir los colores con precisión.

El IRC se mide entre 0-100%; cuanto más alto es el IRC, mejor es su capacidad de reproducción de colores. Esto es especialmente importante si se compra iluminación de acento para obras de arte, o para espacios de trabajo que dependen de una iluminación precisa, como la producción de fábrica, la impresión, la fotografía y el diseño.

Temperatura de color ajustable

Si no quieres fijar una temperatura de color, ahora también hay disponibles lámparas LED con una temperatura de color ajustable.

  • Por un lado hay LED regulables, que bajan su temperatura de color durante la regulación. Esto no sólo hace que la luz sea más oscura, sino también más cálida en color. El resultado es una atmósfera de iluminación muy acogedora.
  • También hay luces LED de techo o luces LED de escritorio con una temperatura de color que se puede cambiar en pasos. Por ejemplo, se puede establecer un color de luz blanco cálido para relajarse. Si quieres concentrarte en algo, puedes cambiar a un color blanco frío.

Y si se ha quedado con ganas de más no se pierda este post sobre iluminación inteligente. Este tipo de iluminación cambiará las reglas del juego.